Notimex
La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) urgió a observar e impulsar la actuación de las autoridades para contener y castigar los delitos generados por la trata, que es "un ataque brutal" a la libertad y la dignidad de las personas
En el informe denominado "Un Decenio de Construcción y Resultados 1999-2009" señaló que la trata de personas es una nueva forma de explotación y esclavitud especialmente vergonzosa cuando afecta a menores de edad.

El organismo defensor de los derechos humanos consideró, incluso, que esa práctica representa un desafío a los estados nacionales y una grave amenaza a la convivencia armónica de los pueblos.

Conductas de ese tipo, agregó, son consideradas un problema mundial de orden público, que tensa las relaciones sociales al interior de los países y afecta las relaciones multilaterales.

"La trata de personas se ha convertido en una de las formas ominosas y más rentables del crimen organizado que viola las garantías de miles de individuos", por lo que la CNDH puso en marcha desde 2007 el Programa contra la Trata de Persona, expuso.

Asimismo, el texto reveló que los flujos migratorios informales han recrudecido delitos como el de la trata de personas, que se ha convertido en una vertiente del crimen organizado y una industria criminal a nivel mundial, sin que existan cifras confiables.

En el informe indicó que en México "no debe perderse el sentido de responsabilidad social y la capacidad de asombro ante el sufrimiento ajeno; debe reforzarse el sentido humano que alienta el trato digno entre las personas".

Ante ello, consideró necesario poner mayor atención a la trata de personas, toda vez que la mercancía que se moviliza son seres humanos.