l seleccionador holandés Bert van Marwijk, fotografiado antes del partido Holanda-Brasil, de cuartos de final del Mundial de Sudáfrica 2010. Foto EFE/Vanguardia
Van Marwijk previno a sus jugadores contra un exceso de confianza, después de haber eliminado al favorito.
Johannesburgo, Sudáfrica.- El seleccionador holandés, Bert Van Marwijk, definió a Uruguay, al que el martes disputarán una plaza en la final de la Copa del Mundo, como un equipo "fuerte, de luchadores" frente al que tendrán que emplearse sin la menor confianza.

Van Marwijk previno a sus jugadores contra un exceso de confianza, después de haber eliminado al favorito. "Siempre digo que el próximo partido es el más peligroso y que nos encontramos ante el momento que hemos estado esperando durante dos años", declaró el técnico tras la sesión de entrenamiento matinal.

La obligada baja del delantero Luis Suárez por sanción, ya que fue expulsado por cometer penalti en el último minuto contra Ghana, no rebaja la peligrosidad de los charrúas, según el seleccionador holandés: "Uruguay es un equipo fuerte y tendremos que estar muy concentrados. Son luchadores, supervivientes".

Dos lesiones leves y dos bajas seguras por sanción reducen el margen de maniobra de Van Marwijk para confeccionar el equipo que el martes se enfrentará a Uruguay en Ciudad del Cabo.

El delantero Robin van Persie, lesionado en el brazo izquierdo, ha sido trasladado a un hospital para someterse a un escáner.

"Robin está en el hospital en estos momentos para un escáner y Joris Mathijsen (lesionado en una rodilla) también", indicó el técnico holandés.

Van Marwijk piensa, no obstante, que las lesiones del delantero y del defensa no son importantes y que ambos podrán jugar contra Uruguay.

Van Persie se cayó sobre el brazo izquierdo durante el partido de cuartos de final contra Brasil, en el que Holanda venció por 2-1 en Puerto Elizabeth, y Mathijsen figuraba en la alineación titular para ese mismo encuentro pero se lesionó la rodilla derecha en el precalentamiento y no pudo saltar al campo.

Para el partido de semifinales contra Uruguay, Van Marwijk no podrá contar con el centrocampista Nigel de Jong ni con el defensa Gregory van der Wiel, que recibieron la segunda tarjeta amarilla en el encuentro con Brasil y habrán de cumplir un partido de suspensión.

El seleccionador holandés prescribió trabajo en el gimnasio a los jugadores que intervinieron en el partido contra Brasil, y los demás tuvieron una sesión normal de entrenamiento.