Wellington, Nueva Zelanda.- Los líderes de Nueva Zelanda y Uruguay acordaron el lunes realizar reuniones anuales para analizar temas de política exterior y anunciaron planes de sellar un pacto impositivo que aliente las inversiones bilaterales.
La expansión de las inversiones se focalizaría especialmente en los productos lácteos, un importante ingreso exterior para la economía neozelandesa, que representa el equivalente a unos 6.000 millones de dólares anuales. Sólo los ingresos provenientes del turismo superan a los del sector lácteo.

``Expandir los lazos puede resultar beneficioso para los dos'', expresó a la prensa la primera ministra Helen Clark tras reunirse con el presidente uruguayo Tabaré Vázquez en esta capital. Clark indicó que ha aumentado significativamente el interés de Nueva Zelanda de hacer negocios en Uruguay.

New Zealand Farming Systems Uruguay, que ya tiene 31.000 hectáreas (76.000 acres) de tierras agrícolas en Uruguay, anunció el lunes que iba a invertir 38 millones de dólares para expandir sus operaciones allí.

Clark manifestó que la combinación de las inversiones y la tecnología de la industria láctea de Nueva Zelanda con los recursos de Uruguay ``podría resultar en un aumento del 10% en la producción total láctea uruguaya en un período de cinco años''.

Vázquez y su delegación de líderes empresarios, ministros y funcionarios, preveían visitar una granja en South Island el martes.

Clark y Vázquez acordaron también comenzar una serie de negociaciones regulares de alto nivel, y analizaban cómo alentar más inversiones bilaterales, incluyendo un acuerdo impositivo para reducir los tributos a los productos extranjeros.

Acordaron también duplicar a 200 la cantidad de jóvenes que pueden trabajar cada año en cada uno de los países con visas de trabajo vacacional.

``Estoy muy animada por la velocidad del crecimiento y estoy segura de que podemos hacer más cosas ... juntos'', dijo Clark. Vázquez, que llegó a Nueva Zelanda el domingo, prevé volar hacia Malasia el miércoles.