El actor Kevin Spacey señaló que el futuro del cine pasa por plataformas y nuevos soportes como los teléfonos móviles.
"La audiencia está ahí y tenemos que dar a la audiencia lo que quiere y cuando lo quiere", dijo el protagonista de "Sospechosos habituales", quien aprovechó su estancia en Barcelona para presentar Mofilm, una plataforma para cortos realizados para móviles.

En sus declaraciones, Kevin Spacey consideró que esta nueva plataforma muestra "a dónde irá el trabajo dentro de cinco años" y que lo "excitante" es que, "a medida que la tecnología crece, la palabra profesional empieza a desvanecerse".

Según reconoció el actor, la calidad de los vídeos recibidos en Mofilm era una de los temas que más le preocupaba pues, comentó, tenían miedo de que fueran "videos de bodas o porno", pero el resultado ha sido muy distinto: se trata de trabajos "muy diversos" y de calidad "muy alta".

Esta experiencia no es nueva para el actor estadounidense que hace seis años inició un proyecto similar en su propia página web (www.triggerstreet.com), un lugar para que jóvenes creadores colgaran sus creaciones.

Spacey reivindicó el género del cortometraje como "una manera magnífica de mostrar el trabajo de cineastas emergentes" y recordó que directores como Martin Scorsese o Roman Polanski apostaron por este formato en sus inicios.

A pesar del entusiasmo que mostró por la tecnología móvil, Spacey afirmó: "Creo fervientemente en que hay veces que debemos apagarlo. A veces, incluso lo hago yo" .

Al contrario de lo que sucedió el pasado año con Robert Redford, cuya conferencia apenas congregó a un centenar de personas, en su intervención de hoy en el Congreso Mundial de Móviles, el actor logró atraer a un amplio número de asistentes y a un centenar de periodistas, muy atentos a sus bromas y reflexiones.