Excélsior
En un edificio de la colonia Roma Sur, cerca del Centro México, desde el martes han llegado al menos seis invitaciones, todas dirigidas a los adultos mayores que tienen la tarjeta de pensión alimentaria, uno de ellos muerto en marzo de este año, según confirmaron sus familiares. Por temor a que les quiten la pensión, los beneficiarios invitados al mitin solicitaron no ser identificados.
Leticia Robles/Excélsior
México, D.F..- Desde principio de esta semana, beneficiarios del Programa Pensión Alimentaria para Adultos Mayores de 70 Años Residentes en el Distrito Federal comenzaron a recibir en sus domicilios una carta del autonombrado "gobierno legítimo" de Andrés Manuel López Obrador para conminarlos a asistir al mitin en el Zócalo capitalino con el cual el ex jefe de Gobierno del Distrito Federal festejará el tercer año de la formación de su gobierno.

Excélsior pudo constatar que en diferentes domicilios del Distrito Federal llegaron estas invitaciones, que han puesto a varios ancianos en alerta, pues temen que de no asistir al mitin el gobierno capitalino les retire la pensión alimentaria.

En un edificio de la colonia Roma Sur, cerca del Centro México, desde el martes han llegado al menos seis invitaciones, todas dirigidas a los adultos mayores que tienen la tarjeta de pensión alimentaria, uno de ellos muerto en marzo de este año, según confirmaron sus familiares. Por temor a que les quiten la pensión, los beneficiarios invitados al mitin solicitaron no ser identificados.

Este diario constató que lo ocurrido en Roma Sur se repitió en decenas de viviendas en Villa Coapa, Santa Teresa, Santa María La Ribera, San Rafael, Michoacana y Ejército de Oriente II.

Fidencio Flores, zapatero en la colonia Michoacana, consideró que es su obligación asistir al mitin de López Obrador, porque es él quien le entregó este beneficio y admitió que teme que el gobierno se lo retire si no asiste al Zócalo mañana.

En la carta, López Obrador dice a los beneficiarios que "está demostrado que al grupo que manda en México no le importa el destino del país ni el sufrimiento del pueblo. Prueba de ello son los recientes incrementos a los impuestos y a los precios de las gasolinas, el diesel, el gas y la luz, aprobados por el PRI y el PAN".

Añade que "sólo con la participación de la gente podremos llevar a cabo la transformación que necesita el país, lograr que las riquezas de México se distribuyan con justicia y garantizar la felicidad de nuestro pueblo".