Excélsior
El chileno, de 23 años, ha recibido al noticia del Udinese italiano de que no jugará y prefieren prestarlo a otro equipo.
México, D.F..- Las viejas costumbres en Cruz Azul han cambiado. De aquellas etapas en las que los refuerzos eran cosa sabida, ahora han pasado al absoluto hermetismo.

Pero la plaza del último extranjero parece llevar el nombre de Fabián Orellana.

El chileno, de 23 años, ha recibido al noticia del Udinese italiano de que no jugará y prefieren prestarlo a otro equipo.

Luego de vacacionar en Santiago, Orellana ha reportado con el Udinese para recoger algunas de sus pertenencias.

"No diremos nada de quién es. Queremos hacerlo como con Emmanuel Villa", dijo Meza acerca del refuerzo. Y cuando se le preguntó a Alberto Quintano por este jugador, el director deportivo se limitó a decir: "¿Cuál refuerzo?, aquí están ya y veremos si lo necesitamos".

Pero el ex representante de Orellana, Lorenzo Antillo, confirmó que Cruz Azul es una realidad: "Han pedido videos, han acercado pretensiones, pero ahora tendrán que verlo con el nuevo representante de Fabián y con la gente del Udinese que está dispuesta a cederlo en préstamo, según supe. Es un jugador que llamó la atención y que Cruz Azul solicitó el costo".

El nuevo agente de Orellana es Felipe Felicevich. Al recibir la llamada desde México dijo: "De Orellana no diré nada, estoy ocupado". Y colgó de forma brusca. El precio de Orellana rondaría los 1.5 mdd.