El Universal
Valentino Garavani, de 75 años, presentará su última colección de prêt-á-porter el próximo octubre en París, sitio que también acogerá su último desfile de alta costura, en enero.
El diseñador anunció su retirada en un discreto comunicado de prensa; en esta misiva señaló que, al igual que una diva que se retira mientras aún tiene éxito, quiere abandonar las pasarelas antes de que comience su ocaso. Por eso, afirmó, es el "momento perfecto" para decirle adiós al mundo de la moda; después de casi medio siglo de llenar las pasarelas con su magia, su cuidada técnica y, sobre todo, su omnipresente "rojo valentino", color al que supo hacer honor en los trajes de noche.

El rojo es "vida, pasión, amor y un remedio contra la tristeza. Creo que una mujer vestida de rojo, sobre todo de noche, es maravillosa", según indicó el diseñador en alguna ocasión.

Algunos sintieron ya aires de retirada cuando Valentino organizó el pasado julio tres días de grandes celebraciones en Roma, durante los que reunió a lo más granado del mundo de la moda y cuyo acto central fue una cena con espectáculo celebrada en los restos del templo de Venus, cerca del Coliseo.

Ahí, Valentino ofreció un desfile con 45 modelos que resumieron su carrera, caracterizada por la opulencia, desde que vistiera a Audrey Hepburn y Jacqueline Kennedy en los 60's.

En la celebración, Valentino mostró los símbolos de la dolce vita italiana: la ópera, los vestidos glamourosos y el helado, y a ella asistieron colegas de profesión como Giorgio Armani, Karl Lagerfeld y Donnatella Versace, al igual que estrellas cinematográficas como Uma Thurman y Sara Jessica Parker, así como top models de la talla de Claudia Schiffer y Elle McPherson, según reprodujo el sitio español del diario El País.

"El gran evento con el que celebré mis primeros 45 años de trabajo fue un momento mágico, irrepetible y por ello sería imposible igualar la emoción y la alegría por la amistad y la consideración que el mundo entero me expresó en ese momento.

"Por ello he decidido que éste es el momento perfecto para decir adiós al mundo de la moda", escribe Valentino, a quien le gusta pensar "como los ingleses: me gustaría dejar la fiesta cuando todavía hay gente".

El gran modisto se jubila pero su futuro estará "lleno de nuevos compromisos e intereses", algunos ligados al mundo al que tanto aportó, porque es su "intención crear y sostener instituciones que promuevan el estudio del diseño y perseveren en el arte de la moda".

Valentino, el hombre que creó un estilo inconfundible, es consciente de que la casa que lleva su nombre "cambiará, pero espero que el equipo sepa proseguir mi trabajo de una manera de la que pueda sentirme orgulloso".

Close up

Nacido en el pueblo de Voghera (norte de Italia), el 11 de mayo de 1932, Valentino se mostró desde muy pequeño atraído por todo lo relacionado con el mundo de la decoración, la pintura y la escultura, y a los 14 años decidió dedicarse al diseño.

El modisto reconoció que ha sido "afortunado" al haber podido hacer de su "pasión de adolescente" eltrabajo que siempre le dio "alegrías y reconocimiento" y lograr mantener su estilo "a pesar de los grandes cambios realizados en la moda".

Y si se habla de un estilo propio, el del modisto ha estado marcado siempre por ese color rojo vivo e intenso, que se conoce como "rojo valentino" y puede decirse que prácticamente tiene "denominación de origen".

Este tono le gusta desde la infancia, "porque tiene tanta vitalidad y tanta fascinación que me gusta verlo no sólo en la ropa, sino también en las casas, en las flores, en los objetos, en los detalles. Es mi amuleto. Una mujer vestida de rojo no se equivoca nunca", señaló alguna vez.

Los diseños de Valentino se caracterizan por la riqueza de los tejidos y el cuidado meticuloso de los detalles. Su estilo sofisticado se ha plasmado, sobre todo, en trajes de noche con flores, escarolas, bordados exquisitos o fantásticos drapeados.

Valentino alcanzó su primer gran éxito en 1968 cuando asombró al mundo con el vestido que diseñó para Jackie Kennedy en su boda con el magnate griego Aristóteles Onassis.

Modisto favorito de numerosas primeras damas y estrellas del cine, sus modelos han sido lucidos por figuras tan importantes como la emperatriz Farah Diba, la reina Noor de Jordania, la desaparecida princesa Diana de Gales, Liz Taylor, Jane Fonda, Sofía Loren o Sharon Stone.

Valentino señaló recientemente que ha vestido "a casi todas las mujeres" y que "sólo le falta vestir a la reina Isabel de Inglaterra".

Durante mucho tiempo se ha esperado su dimisión, entre rumores de que un diseñador más joven, como la ex colaboradora de Gucci, Alessandra Fachinetti, pudiera relevarlo.