Universal
El Jeep recibido por el presidente Vicente Fox Quesada como regalo por su segundo Informe de Gobierno, fue comprado en la agencia Mundo Automotriz, quedó a nombre del empresario Gonzalo Bustamante Celayeta, y tuvo un costo de 208 mil 500 pesos, sin IVA, consta en la carta factura, que obtuvo EL UNIVERSAL
El jeep "rojo flama" que le fue regalado en 2002 a Vicente Fox por su Informe de Gobierno, quedó a nombre de Gonzalo Bustamante Celayeta por instrucciones de Los Pinos.

El empresario panista, quien además de presumir su cercanía con Marta Sahagún, esposa del ex presidente, dio como dirección la que entonces tenía la Fundación Vamos México, en Guillermo González Camarena 999, interior 1201, Santa Fe.

Bustamante Celayeta es heredero del fraccionador de Jardines del Pedregal y yerno del ex secretario de Gobernación Mario Moya Palencia.

De acuerdo con la factura que obtuvo EL UNIVERSAL, el auto fue comprado en la agencia Mundo Automotriz a un costo de 208 mil 500 pesos, sin IVA.

El consultor Luis Miguel Moreno Vélez acudió al distribuidor autorizado de la Chrysler en Interlomas cinco días antes de que Fox se presentara ante el Congreso de la Unión, para escoger la unidad, adquirirla y tramitar su alta vehicular.

De inmediato la agencia hizo las gestiones para obtener la tarjeta de circulación y un permiso que quedó con la matrícula 459 RYK. El GDF cobró 2 mil 610 pesos, por concepto de tenencia.

Este diario reveló que Moreno Vélez accedió a regalar el jeep rojo a solicitud de la ex primera dama, el cual nunca apareció en las declaraciones patrimoniales de Fox Quesada.