Santiago de Chile, Chile.- El cantante Sting, líder de la banda británica The Police, será recibido hoy en La Moneda por la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, mientras Stewart Copleland, baterista del grupo, se disculpó con la mandataria.
La banda tiene previsto un recital en la noche de hoy en el Estadio Nacional, en el marco de su gira mundial, por su retorno a los escenarios.

La visita de Sting a la sede del Gobierno chileno fue confirmada oficialmente por La Moneda y se enmarca en el conocido compromiso del artista con los derechos humanos y, particularmente, por su cercanía a los familiares de los detenidos desaparecidos durante la dictadura de Augusto Pinochet.

Tras emprender su carrera como solista, Sting dedicó su canción "Ellas bailan solas" a las esposas de los desaparecidos, a las que invitó al escenario durante un concierto que ofreció en Santiago el año 2001.

Viviana Díaz, vicepresidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, dijo a Efe que la entidad fue invitada por el Gobierno a compartir la visita del cantante británico.

Para Díaz, Sting "ha sido uno de los grandes artistas que han estado por la defensa de los derechos humanos en el mundo".

Recordó que incluso durante la dictadura de Pinochet (1973-1990), Sting invitó al grupo folclórico de la agrupación a compartir el escenario durante un concierto organizado por Amnistía Internacional en la ciudad argentina de Mendoza.

Desde su llegada a Santiago, el martes en la tarde, los integrantes de la banda han salido poco de su hotel y solo hicieron público el texto de una carta en la que Stewart Copleland ofrece disculpas a Michelle Bachelet por unos comentarios respecto de la anatomía de la mandataria.

Hace algunas semanas, en una entrevista para el suplemento Wikén, del diario El Mercurio, Copleland dijo que Bachelet "estaría buena para cuatro cervezas".

"Por favor, acepte mis disculpas y si algún comentario mío le causó alguna molestia o disconformidad, debe estar segura que no tengo nada, sino el mayor de los respetos por la posición que usted sustenta y la forma en que usted maneja sus enormes responsabilidades", señala la carta.

La noche del martes, los integrantes de The Police recorrieron algunos locales del bohemio barrio Bellavista, de Santiago, y cenaron en un conocido restaurante de pescados y mariscos, donde consumieron centolla, locos (abalón chileno) y turbot, acompañados de vinos chilenos y pisco.

Al terminar, Sting se despidió de los demás parroquianos con una reverencia que le significó una ovación y antes de subir a un todoterreno para regresar al hotel prometió un "show grandioso" en el Estadio Nacional.