Nueva York, EU.- Las obras de Francis Bacon superaron hoy todas las previsiones en la noche de subastas organizada en Nueva York por la casa Sotheby's, que adjudicó por 45,9 millones de dólares un estudio de tauromaquia del artista irlandés.
Durante la misma velada la famosa casa de subastas vendió por 23,56 millones de dólares el gigantesco "Hanging Heart" (Corazón colgante), del escultor Jeff Koons, un impresionante corazón de cristal de color magenta y oro.

Sin embargo, la estrella de la noche fue la segunda versión del primer estudio de tauromaquia de Francis Bacon, una obra realizada en 1969 que la casa calculó que podría vender por 35 millones y que, por contra, hoy se convirtió en el segundo cuadro más caro en la historia del artista.

Del mismo año es el autorretrato de Bacon, que también se vendió hoy en Nueva York por 33,08 millones de dólares, más del doble de lo que preveía Sotheby's.

Según Anthony Grant, uno de los vicepresidentes de Sotheby's en EU, ese autorretrato está muy valorado entre los expertos porque, entre otros factores, refleja claramente la influencia de Rembrandt y es una de las obras más libres de Bacon, más habituado a pintar a otras personas y no a sí mismo.

El año pasado la casa de subastas consiguió batir el récord de precios alcanzado por una obra de Bacon, fallecido en Madrid en 1992, al vender otro estudio de 1962 por 52,7 millones de dólares.

También hace un año vendió otro autorretrato del artista, en esta ocasión de 1962, por 43 millones, la que hasta hoy era la segunda cifra más alta entre las ventas de Bacon.

Junto a las obras del artista irlandés otra de las estrellas de la noche fue el fabuloso corazón de Koons, que pesa 1.560 kilos, mide cerca de dos por tres metros y es una de las obras más conocidas del artistas estadounidense, quien tardó diez años en idearlo y terminarlo.

En un principio la firma valoró la escultura entre 15 y 20 millones de dólares, aunque finalmente los inversores elevaron sus apuestas por encima de esa horquilla, para hacerse con la obra de unos de los artistas vivos más cotizados de Estados Unidos.

Precisamente otra gran pieza de Koons, perteneciente a esa misma colección de fabulosas esculturas (un gigantesco diamante azul), fue vendida en la noche del martes por Christie's en 10,5 millones de dólares, por debajo de lo que habían previsto los organizadores, que la valoraron en entre 12 y 20 millones de dólares.

En la noche de hoy por encima de los diez millones de dólares también acabaron obras como una de Mark Rothko de 1969 (que se vendió por 12 millones) y "Electric Chair", de Jean-Michel Basquiat (11,8).

Durante la noche también se adjudicaron numerosas obras de Andy Warhol, como "Shadow", que se vendió por 7,65 millones de dólares, "Four Jackies" (5,64 millones), "Suicide" (5,19), "Flowers" (2,05) y su conocida Lata de Sopa Campbell (8,44). También se vendió una versión "aplastada" de esa última por 2,39 millones.

La más cotizada de Warhol, sin embargo, fue el "Autorretrato (Verde Camuflaje)", que se adjudicó por 12,36 millones.

La subasta de hoy tuvo lugar un día después de que Christie's organizó otra velada en Nueva York en la que sevendieron diversas obras de arte contemporáneo, entre ellas varios trabajos de Andy Warhol, Ed Ruscha, Richard Prince y Mark Rothko, con las que recaudó en conjunto 325 millones de dólares.

Un portavoz de la firma indicó hoy que en esa subasta, de la que se adjudicó el 93 por ciento de los lotes, se lograron 16 récords mundiales de venta de artistas como Jeff Koons, Lucian Freud, Ed Ruscha, Richard Prince y Gerhard Richter.

Asimismo, señaló que el 51 por ciento de sus compradores fueron coleccionistas estadounidenses, mientras que el 26 por ciento eran europeos y el resto asiáticos y de otros lugares del mundo.

Además, esta semana, en otra venta dedicada al arte moderno e impresionista, esa firma obtuvo ventas por otros 53 millones de dólares, lo que sumado a todas las ventas realizadas en este mes hace superar los 800 millones de dólares.