Rolando Franco
Propietarios de las tierras aledañas a la autopista Saltillo-Monterrey que está en construcción, colocaron anuncios donde advierten sobre supuestos fraudes en la venta de dichas tierras por parte de particulares.
Los anuncios colocados cada 100 ó 200 metros uno del otro están desde los límites de Coahuila con Nuevo León hasta casi la entrada al municipio de Santa Catarina.

Además de advertir que los terrenos no están en venta, los supuestos propietarios desconocen cualquier negociación que se haga con la señora Liga Villarreal o el señor Rolando Pérez Espronceda, "ya que son personas fraudulentas".

"Por su seguridad no entregue dinero a estas personas", señalan los anuncios donde piden a los interesados solicitar información a dos números telefónicos en la ciudad de Monterrey.

Los números telefónicos corresponden a la empresa Urbanizadora Alba, donde una persona de nombre Lourdes Rodríguez, quien dijo ser secretaria de la compañía y confirmó la autoría de los anuncios, aunque afirmó desconocer sobre las advertencias de fraude que se leen en los mismos.

Dicha persona confirmó que los predios pertenecen a la empresa donde labora y que pese a estar ubicados a lo largo del trazo de la nueva autopista Saltillo-Monterrey, no existía ninguna inconformidad por la construcción de la vía, pues incluso los propietarios habían llegado ya a un arreglo económico con las autoridades.

De acuerdo con información proporcionada recientemente por la SCT, la construcción de la autopista se encuentra detenida debido a problemas en los trámites por el cambio de uso de suelo ante la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Por lo que respecta al tramo que le corresponde a Coahuila, la SCT ha culpado al Gobierno del Estado por el retraso, ya que las autoridades estatales no han concluido con el proceso de liberación de predios.