Jesús Jiménez Alvarez
Las instituciones de educación superior tienen un gran reto en cambiar la actitud de los recién egresados que buscan trabajo ataviados en ropa de mezclilla, peinados a la moda y sin formalidades.
Saltillo, Coah.- Así lo expuso el director académico del Campus Saltillo de la UVM, Juan Carlos Herrera Ascensio, quien expuso que urge que todas las instituciones trabajen en inculcar a los jóvenes esa "sensibilidad tan necesaria para adoptar una actitud acorde a la competitividad de las más elementales reglas de urbanidad y general".

Dijo que no es sólo un tema de identidad e imagen, porque muchos egresados ni siquiera tienen la sensibilidad de ir correctamente vestidos a buscar un empleo, porque piensan que el hecho de contar con una licenciatura, o que el prestigio de la universidad de que egresan los avale para merecer un trabajo.

Dijo que uno de los grandes problemas estriba "en que los muchachos cuestionan por cuestionar, y hay tanta información que ni siquiera tienen la habilidad de saber qué hacer con ella y de ahí que no se sepan comportar de cierta manera y ante determinada situación, lo que implica un gran reto para docentes, directivos de universidades".

Expuso que la eficiencia y suficiencia académicas no bastan, "hay que agregar programas de desarrollo de actitud para que afronten los retos que hoy exige la competencia global.

Dijo que al respecto la UVM tiene varias materias que no se llevan como una clase normal, sino que son vivenciales, y que incluso se manejan como certificaciones en habilidad, o megahabilidades, y que son: Comunicación Efectiva, Liderazgo, Habilidades de Interacción, Negociación, Desarrollo Emprendedor y Desarrollo Humano.


Explicó que la única forma que uno aprende valores es viviéndolos, no en las aulas o con libros; "por ello debemos trabajar muy fuerte en modificar esas actitudes", concluyó.