Washington, EU.- El vicepresidente de Estados Unidos, Dick Cheney, escribió este miércoles en un artículo en el diario Wall Street Journal que las críticas del ex jefe de la Reserva Federal Alan Greenspan a la conducción económica del presidente George W. Bush están "fuera de nota".
Greenspan, famoso por su carácter reservado mientras fue jefe de la Fed, el banco central estadounidense, acusó a Bush en sus memorias lanzadas este lunes de abandonar los principios republicanos sobre economía, dejando de lado los recortes de impuestos e incrementando el gasto público.

"Greenspan sostiene que las políticas presupuestarias y económicas del presidente Bush han sido fiscalmente irresponsables. He conocido y admirado a Alan por años y creo que fue un gran presidente de la junta de la Reserva Federal. Pero pienso que su evaluación está fuera de nota", dijo Cheney en un artículo de opinión.

"Los efectos combinados de una recesión y una emergencia nacional pudieron haber sido devastadores para la economía de Estados Unidos. No obstante, los recortes de impuestos del presidente Bush hizo siguiendo una promesa que había hecho a los electores, resultaron en una menor recesión, una más rápida recuperación y una plataforma de crecimiento que se mantiene sólida hasta hoy", agregó.

El propio Bush quedó "sorprendido" por las declaraciones de Greenspan, dijo este lunes la portavoz presidencial Dana Perino.

Si bien Bush "tiene un gran respeto" por Greenspan, "creo que el presidente estaba un poco sorprendido por algunas de las críticas" que aparecen en su libro "The Age of Turbulence: Adventures in a New World" ("La época de las turbulencias: aventuras en un nuevo mundo"), puesto a la venta este lunes, subrayó Perino.

Greenspan también dijo que la guerra en Irak estaba motivada en el petróleo.

"Me entristece que sea políticamente inconveniente reconocer lo que todos saben, que la guerra en Irak es en buena parte acerca del petróleo", escribió Greenspan en sus memorias.