Señalan especialistas que el tejido de senos de las mujeres que residen en ciudades es más denso, lo que provoca que tengan cuatro veces más probabilidades de desarrollar la enfermedad.
Las mujeres que viven y trabajan en ciudades tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama, según un estudio de científicos británicos divulgado hoy en el Reino Unido.

Realizada a partir de un estudio a 972 mujeres, la investigación, hecha por expertos de Princess Grace Hospital de Londres, revela que el tejido de los senos de las mujeres que residen en ciudades es más denso, es decir, contiene más cantidad de glándulas y ligamentos.

Estudios anteriores han probado que, dado que los cánceres de mama tienden a desarrollarse en el tejido denso del pecho y no en el graso, las mujeres que presentan mayor densidad de la mama tienen cuatro veces más probabilidades de padecer la enfermedad.

Según el estudio del Princess Grace Hospital, las mujeres de entre 45 y 54 años que viven en la ciudad tienen más del doble de posibilidades de que el 25 por ciento del tejido de sus pechos sea denso, en comparación con las que viven en el campo.

Según los investigadores británicos, la contaminación del aire podría ser la causa principal de la alta densidad de mama, ya que la polución arrastra partículas que imitan las hormonas sexuales femeninas y pueden alterar la composición del tejido de los senos.

Los científicos también alertaron de que el estresante ritmo de vida en la ciudad podría ser otro factor de riesgo.

"Las mujeres que viven o trabajan en las ciudades deberían prestar una mayor atención y someterse a mamografías", advirtió Kefah Mokbel, uno de los autores de la investigación, en declaraciones difundidas por la cadena pública BBC.

Mokbel abogó también por "encontrar formas de reducir las emisiones causadas por el tráfico", pues se trata de "un asunto importante para los ciudadanos y los políticos".