Universal
Chilpancingo, Gro.- Rogaciano Alva Alvarez, quien este fin de semana sobrevivió a dos ataques en donde murieron 17 personas, entre ellas dos de sus hijos, es uno de los políticos priístas más influyentes en el municipio de Petatlán, en la Costa Grande de Guerrero, en donde tiene fama de ser cacique maderero, ganadero y por tener vínculos con el narcotráfico según denuncia de la Organización de Campesinos Ecologistas de la Sierra de Petatlán y Coyuca de Catalán (OCESP).
Hombre controvertido, en el año de 2006 salvó la vida en otro atentado cuando regresaba de Ciudad Lázaro Cárdenas, Michoacán, cuando su chofer que manejaba una camioneta Hummer de lujo y blindada, logró esquivar la agresión.

Ex alcalde del municipio de Petatlán en el trienio 1993-1996, ha sido desde hace 15 años, presidente de la Unión Ganadera Regional del Estado de Guerrero (UGREG), y es considerado como el político de la Costa Grande guerrerense, más cercano al ex gobernador Rubén Figueroa Alcocer.

Desde entonces mantiene toda una estructura de cacicazgo en una región que se extiende entre las poblaciones de Acapulco y Lázaro Cárdenas, este último puerto localizado en el estado de Michoacán.

Maderero
A Rogaciano Alva Alvarez, le comenzó a sonreír la fortuna cuando funda en 1995, la Unión de Ejidos "Rubén Figueroa Alcocer", que le permitió asociarse con la empresa estadounidense Boise Cascade, para explotar la madera en la Sierra de Petatlán y de Coyuca de Catalán, que de 1992 al 2000 se pasó de 37 mil a 130 mil hectáreas, según la Comisión Nacional de Biodiversidad.

Esta actividad le rindió grandes beneficios económicos, denunció la Organización de Campesinos Ecologistas de la Sierra de Petatlán y Coyuca de Catalán (OCESP), que el 22 de febrero de 1998 realizaron un movimiento que denominaron "paro de la madera" que obligó a la empresa estadounidense Boise Cascade, a abandonar sus actividades que había iniciado desde 1995, mediante permiso otorgado por el ex gobernador de Guerrero Rubén Figueroa Alcocer.

Según los dirigentes campesinos, esto provocó una cacería en contra de los ecologistas, entre ellos Teodoro Cabrera, Rodolfo Montiel, Felipe Arreaga y Albertano Peñaloza, que tuvieron que refugiarse en lo abrupto de Filo Mayor, para no ser tomados presos o asesinados.

Digna Ochoa
A Rogaciano Alva Alvarez, también se le vinculó con el asesinato de Digna Ochoa, ocurrido el 19 de octubre del 2001 en la Ciudad de México, de acuerdo con testigos, por lo que la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal dio inicio a la averiguación previa FCIH/1/T1/0063/07-09, la cual se acumuló a la indagatoria FDCUAUHT/ 03/USD/04/2576/01-10, iniciada en octubre de 2001.

El dirigente ganadero siempre ha negado las acusaciones de tener participación en las actividades de narcotráfico y siempre ha expresado que cuando ha tenido problemas "luego sacan lo del narcotráfico y quisiera que me mostraran un documento donde haya estado preso por eso".

Rogaciano Alva está casado con la señora Herminia de la Cruz, con la que procreó tres hijos, Alejandro y Roosvelt, que fueron acribillados el domingo pasado en su propio domicilio del centro de Petatlán, y Ana Karen Alva de la Cruz, que se encuentra secuestrada por parte del grupo de presuntos sicarios que entre el sábado y el domingo dieron muerte a 17 personas.