En la imagen, Felipe Calderón entrega un reconocimiento a Rocío García Gaytán, presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres. Foto La Jornada
Jesús Aranda/La Jornada
México, D.F. .- Una sociedad preocupada por corregir el problema de la inseguridad debe resolver la violencia que está dentro de cada hogar, la cual no solamente afecta a las mujeres y a los menores que la sufren, sino a la sociedad entera.
Sostuvo lo anterior el presidente Felipe Calderón al encabezar la conmemoración del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, añadiendo que debido a que Ciudad Juárez "sigue siendo el caso más emblemático" de violencia de género, el gobierno federal diseñó el Proyecto de Intervención Juárez, en el que los tres niveles de gobierno atenderán no sólo el problema de la inseguridad, sino también problemas de la violencia contra la mujeres y la promoción de la participación ciudadana.

En el acto que se realizó en la residencia oficial de Los Pinos, Calderón -quien estuvo acompañado de su esposa, Margarita Zavala- señaló que la vorágine de lucha de grupos criminales que se disputan "un mercado de drogas, una plaza apetecible", ha arrastrado en este desprecio por la vida, de forma particular, a los jóvenes.

Es doloroso saber, dijo, que quizá más de 80 por ciento de quienes han caído víctimas de la violencia criminal son jóvenes de, cuando mucho, 25 años.

Relaciones de poder desiguales

Calderón indicó que la violencia contra las mujeres es producto de una construcción social basada en relaciones de poder desiguales entre hombres y mujeres, que son antidemocráticas y, en consecuencia, violatorias de los derechos humanos.

Puso como ejemplo datos de la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares 2006, que señala que casi 70 por ciento de las mujeres de 15 años en adelante han sufrido algún tipo de violencia en su vida, y que más de 40 por ciento de las mujeres sufrieron violencia emocional, económica, física o sexual por parte de su pareja.

Por su parte, la presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres, María del Rocío García Gaytán, destacó que en la actual administración se han creado 634 organismos municipales de la mujer, con lo que 35 por ciento de los ayuntamientos del país cuentan con un organismo especializado en impulsar y dar seguimiento a políticas públicas a favor de la mujer.

Comentó la funcionaria que a dos años de que entró en vigor la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, las 32 entidades del país han aprobado su legislación respectiva, pero sólo 18 han publicado los reglamentos correspondientes.

Gaytán señaló que si queremos vivir en un México libre de discriminación y violencia contra las mujeres, se requiere de la voluntad y el compromiso de hombres y mujeres y "cambiar lo que se tenga que cambiar".