Aracely Chantaka
Monterrey, NL.- La violencia es un fenómeno invisible, sin embargo vivimos con ella todos los días, afirmó la directora general de Operaciones de los Centros de Integración Juvenil, Carmen Fernández Cazares.
La especialista presentó el libro "Violencia Familiar y Adicciones", en el marco de la XVII edición de la Feria Internacional del Libro de Monterrey.

"Convivimos con la violencia y no la vemos es como cuando vemos llover", mencionó la autora, quien dijo que existe una intrínseca relación entre los fenómenos de violencia y el consumo de estupefacientes.

Indicó que es alarmante cómo en los últimos años se ha disparado el consumo de las drogas entre la población y cómo en el caso de las mujeres se ha triplicado.

"En el 2002 las estadísticas nos mostraban que en las secundarias las mujeres consumían alcohol prácticamente igual que los hombres y en cuanto a tabaco ya los han superado", mencionó la estudiosa.

Dijo que las personas que se inician en el mundo de las adicciones son aquellas que han crecido en círculos de violencia. Por tanto la violencia y las drogas es un círculo que parece no tener fin.

Agregó que en un período de 10 años se triplicó el uso de drogas tanto lícitas como ilícitas en las mujeres.

"Esto trae otros problemas como embarazos no deseados en las adolescentes", señaló Fernández Cazares.

Comentó que en el rango entre 15 y 19 años se presentaron el año pasado 600 mil embarazos en todo el país, de los cuales 300 mil productos nacieron bien y en los 300 mil restantes murió la madre o el bebé.

Indicó que en la sociedad nunca ha sido bien visto que las mujeres consuman alcohol porque se les asocia con personas de fácil sexualidad "Por eso abusan de ellas o como el alcohol desinhibe muchas de ellas tienen relaciones sexuales con sus compañeros".

La especialista citó que la delincuencia y la droga es un binomio que se vive en la sociedad.

"Ahora ya hasta salió un antropófago (el hombre que enamoraba y comía a sus víctimas), esto tiene que ver seguramente con un producto de consumo, con alguna droga y un ambiente violento", mencionó.

Añadió que actualmente se vive una violencia colectiva. "La vemos y la vivimos todos los días".

"Y ya no hay delincuencia sola, sino delincuencia organizada. Mucha delincuencia que nos estamos acostumbrando a vivir con los delitos contra la salud, muchos dicen `nada más se fuma un cigarro de marihuana', pero no sólo es eso", destacó la escritora.

Indicó que la violencia interpersonal, la que se vive en la familia, no es menor que la que se vive en la sociedad.

"12.5 millones de familias presentan problemas de violencia y hay 25 millones de familias en México, entonces estamos hablando de la mitad", especificó. Aseguró que en muchas ocasiones la violencia se vive desde el noviazgo.