LA JORNADA
Saltillo, Coahuila.- El ex presidente de México Carlos Salinas de Gortari reapareció en público el pasado fin de semana, cuando junto al gobernador de Coahuila, Humberto Moreira Valdés, visitó el ejido Batopilas, del municipio de Francisco I. Madero, en la región Laguna de la entidad.
La visita de Salinas de Gortari al ejido Batopilas, que ayudó a fundar en 1976 y donde participó en proyectos de organización social con los campesinos, ocurrió el sábado anterior. Durante su paso por la Presidencia de la República, Salinas de Gortari impulsó proyectos productivos en beneficio de los ejidatarios de Batopilas.

Durante una comida que los comuneros ofrecieron al ex mandatario, el gobernador Moreira Valdés hizo un reconocimiento a su trayectoria política, le entregó las llaves de Coahuila, le regaló un compendio biográfico sobre los coahuilenses que han llegado a la Presidencia de México y un sarape característico de Saltillo.

Salinas y Moreira recorrieron la plaza pública del lugar, la biblioteca y el salón de usos múltiples, donde el gobierno del estado ha hecho trabajos de remodelación y equipamiento.

El sábado al mediodía, Salinas de Gortari arribó en un vuelo privado al aeropuerto de Torreón y posteriormente se trasladó a Batopilas en un helicóptero del gobierno del estado. El ex presidente vestía pantalón y zapatos café y chamarra color azul.

En un mensaje que dirigió a los ejidatarios, el ex mandatario dijo estar satisfecho porque Batopilas se haya convertido en un poblado donde sus habitantes no tienen que emigrar a Estados Unidos para garantizar el sustento de sus familias, pues hizo referencia a los proyectos productivos relacionados con la agricultura y la ganadería que se impulsaron desde su gobierno, entre el primero de diciembre de 1998 y el 30 de noviembre de 1994.

"Aquí en el ejido Batopilas se logró que ya no se exportara gente, que se pudieran quedar a encontrar un trabajo digno para las familias", mencionó en su breve intervención.

Junto al ex presidente y el gobernador estuvieron el ex diputado federal Hugo Andrés Araujo de la Torre, quien también participó en la fundación del ejido; Rubén Moreira Valdez, dirigente estatal del PRI, y los empresarios de Torreón, Pedro Luis Martín Bringas y Ricardo Marcos.