Notimex
La viuda del escritor cubano Alejo Carpentier, Lilia Esteban, murió la noche del lunes a los 95 años de edad, tras una larga y penosa enfermedad, informó la Agencia de Información Nacional (AIN).
Poco antes de morir, Esteban agradeció a quienes se han dedicado a la preservación y la promoción de la obra de su esposo, el autor de "El siglo de las luces", apuntó el diario oficial Granma.

Desde la Fundación Alejo Carpentier, que presidió a partir de su creación, realizó una consecuente labor para que el legado del más importante novelista de letras cubanas multiplicara su alcance y significación.

Esteban colaboró en forma estrecha con el Instituto Cubano del Libro, la Editorial Letras Cubanas y otras instituciones culturales del país.

Por su propia voluntad sus restos serán cremados y sus cenizas reposarán en el panteón familiar de la Necrópolis de Colón.

De acuerdo con el rotativo oficial, "quienes la trataron son testigos de su irreductible sentido de la cubanía, de su interés por la obra de los jóvenes escritores y artistas".

Pero, sobre todo, "de su irrestricto compromiso político con la Revolución y Fidel, a quien calificó: `como el más grande cubano de nuestra época'". ()