Redacción
Se alejan las posibilidades para la golfista mexicana de obtener su sexto título de la temporada de la LPGA, al concluir la tercera ronda en Virginia con 74 golpes, tres arriba de par, a ocho de la líder Annika Sorenstam
La golfista mexicana y número uno del mundo, Lorena Ochoa, sufrió este sábado una jornada negra en el Michelob Ultra Open, incluido en el circuito de la LPGA, tras firmar una tarjeta de 74 golpes, tres arriba de par, para ubicarse a ocho de la líder, la sueca Annika Sorenstam.

Con un total de 207 golpes, al concluir la tercera ronda del certamen, Ochoa se aleja casi definitivamente de conseguir su sexta victoria de la temporada.

Por su parte, Sorenstam se encamina hacia su tercer título del año en la LPGA, al sumar un total de 199 golpes, 14 bajo par, por lo que se mantiene con una sólida ventaja sobre sus rivales, en el torneo que reparte 2.2 millones de dólares en premios.