LaAficion.com
Matías Vuoso, pidió que para partidos de mayor relevancia se designe a los árbitros más capacitados y así evitar se presenten situaciones lamentables como la que lo perjudicó a él
TORREON, Coahuila.- El delantero de Santos Laguna, Matías Vuoso, pidió que para partidos de mayor relevancia se designe a los árbitros más capacitados y así evitar se presenten situaciones lamentables como la que lo perjudicó a él.

Ya más tranquilo, el 'Toro' habló sobre aquel momento en que lo expulsaron y la sanción de un partido de suspensión que le acarreó: "Sí, sólo fue un partido de sanción, ahora a cumplirlo y esperar, seguramente y Dios quiera que los compañeros hagan un buen partido, yo estaré apoyándolos desde afuera y esperar tener la oportunidad de jugar otro partido en esta Liguilla".

Al recordar aquel momento en que se dio su salida de la cancha, señaló que al ver la repetición de la jugada el enojo es más grande, primero por la anulación del gol. "Lo que pasa es que ante la temperatura del partido uno se exalta un poco y sentí que nos estaban quitando una gran parte de la calificación, me sentí robado. Uno trabaja toda la semana, hace las cosas bien para que el día del partido le toque un árbitro que esté a la altura y quizá este no fue el caso, deberían ver mejor a quién eligen y a quién no en estos partidos, donde debe estar la gente más experimentada y que más sepa".

"Me quedo tranquilo porque al árbitro no le dije nada antes de que me echara, la verdad. Reconozco que después sí le dije, me enojé mucho y sí le dije cosas, pero antes de que expulsara no le había dicho nada, sólo me di vuelta, me paré en otro lado y me sacó la segunda tarjeta. Como le dije yo, que no era difícil, que acá los protagonistas son los jugadores, creo que el señor quiso ser protagonista y ese fue quizá el error; pero también sé que se equivocó para los dos lados", apuntó.

Matías reconoce que se le calentó la cabeza tras ver la tarjeta roja: "Reconozco que me exalté un poco, grité de más, pero al principio todo quedaba en una tarjeta, pero ahí queda el cuestionamiento, él sabrá, por eso sólo me dieron una fecha de castigo y estoy tranquilo, lo insulté después, pero fue consecuencia de la roja".

Pero lo que más siente es no estar en el partido de vuelta, "lo que más duele es no poder jugar el domingo, sabiendo que la eliminatoria está abierta, que uno podía aportar desde adentro y ahora debo sufrir desde afuera".

"No queda otra, debo acatar la sanción como tal y apoyar para que nos regresemos con la calificación a semifinal, y de mi parte seguir trabajando para estar bien por si me toca estar en semifinales", apuntó.