El Universal
Agua a temperatura ambiente es el acompañante perfecto del escocés
Que el whisky es una de las bebidas predilectas del venezolano es una verdad superconocida. Prueba de ello es que el año pasado se consumieron 2,5 millones de cajas de diversos marcas, según las cifras que maneja Juan Manuel Robayo, gerente de mercadeo de John Dewars.

Pero el hecho de ser grandes consumidores no es sinónimo de manejar todos los secretos que se esconden tras un buen escocés.

Para revelarlos, y mostrar la nueva de botella de Dewars 12 años y White Label durante el evento Dewars Master Class, estuvo de visita en Caracas el embajador mundial de la marca Malcom Murray, quien estuvo al frente de una serie de catas privadas organizadas para los amantes de este licor.

"Es fundamental entender que hay distintos tipos de whisky y hay que aprender a disfrutarlos. Al consumidor venezolano le gustan los productos de alta calidad -los licores premium en particular- y si puedo ayudar a que los disfruten más, es grandioso".

Los mezclados premium, que llevan dos tipos de whisky el de malta y el de grano. Es valioso que las personas sepan que hay 80 tipos de destilería de malta y 7 destilerías de grano, en los whiskys mezclados se unen a los dos tipos. Así que dentro de una botella al menos 40 tipos de whisky, pero se requiere mucha destreza para escoger los indicados.

Un escocés premium

Para que pueda ser llamado escocés legalmente lo mínimo son tres años. Una vez destilado, lo colocamos en una barrica de roble. Uno 12 años en Escocia debe destilarse por mínimo 12 años. La regla es que se pueden mezclar whiskys de distintas edades, y el de menor tiempo es el que da el nombre.

Un buen escocés

El tiempo de destilación es lo más importante para obtener un buen escocés, y también la paciencia y la destreza para mezclar los distintos tipos. El mejor whisky es el que te agrada y provoca tomar dependiendo del momento. Por ejemplo cuando se está exhausto, estresado, quizás una buena elección es un 12 años mientras se fuma un habano.

Tecnología o tradición

Los métodos tradicionales siempre están presentes porque hay tres ingredientes básicos que no varían: agua, granos y levadura. Los componentes siempre han sido los mismos, lo que ha variado es que el traslado a barriles antes lo hacía el hombre y ahora una máquina. El whisky siempre será un producto orgánico, aunque sus métodos de producción hayan variado un poco.

Aprende a tomar whisky

"No se le puede decir a las personas hay que tomarlo de esta forma o de aquella otra.

Hay diferentes whiskys para diferentes momentos y todo depende de cómo uno se sienta.

La primera vez que me tomé un trago de esta bebida fue a los 20 años y al primero le agregué mucha agua, luego la rebajé. Pero al final se trata del gusto individual de cada persona".

Whisky durante la comida, ¿es una buena combinación?

"En muchos países como el Reino Unido digamos que la regla es tomarse un escocés antes de la comida, una copa de vino para acompañar el almuerzo o cena y otro escocés al terminar como digestivo".

El acompañante ideal

"Si realmente se quiere apreciar el aroma y el sabor recomiendo tomarlo con un poco de agua, eso sí, es muy importante que el agua esté a temperatura ambiente para que deje salir los aromas.

"Pero si se prefiere con soda tampoco hay problema. Uno debe tomarse este trago como quiera, porque lo que determina que sea de óptima calidad es el tiempo durante el cual se ha destilado y el cuidado que se ha tenido en su elaboración.