Ciudad del Carmen, Camp.- El número de muertos en el accidente petrolero ocurrido esta semana en el Golfo de México subió ayer a 21, después de que las autoridades encontraron este viernes los cuerpos sin vida de dos trabajadores, informó Pemex.
La empresa dijo en un comunicado que continuará con las labores de búsqueda de los últimos dos trabajadores reportados como desaparecidos.

El accidente ocurrió la noche del martes cuando chocaron dos plataformas marinas, al parecer por un fuerte oleaje y vientos de 130 kilómetros por hora, provocando dos fugas, una de gas y otra de petróleo de un pozo.

Después de ocurrido el accidente fueron evacuados en barcazas 86 trabajadores, de los que 21 murieron, 63 fueron rescatados y dos están reportados como desaparecidos.

Pemex agregó que trabajadores de la empresa llegaron ayer a la plataforma Kab-101 para realizar la inspección de los pozos Kab-101 y Kab-121, con el propósito de poner en marcha el plan de trabajo para el control total de la fuga de hidrocarburos, principalmente gas, una vez que las condiciones climatológicas lo permitan.

De acuerdo con los primeros reportes derivados de la observación de los especialistas, el pozo Kab-101 se encuentra bajo control y la válvula de tormenta, que se encuentra a 150 metros abajo del equipo, opera satisfactoriamente, dijo la empresa.

Aseguró que el árbol de válvulas del pozo Kab-121 también resultó afectado y presenta fuga de gas y en menor medida de aceite.

La compañía petrolera detalló los trabajos de reparación que realizará en los pozos Kab 101 y Kab 121 y dijo que "el tiempo para lograr el control absoluto de la instalación dependerá de las condiciones del clima y marejada existente en el área".

También, dijo, se deben tomar en cuenta "las dificultades que se tendrán para intervenir los pozos bajo condiciones de riesgo, por la presencia de gas sulfhídrico en el ambiente".
Por la mañana de ayer, la Procuraduría del Medio Ambiente indicó que la fuga de gas y crudo ocurrida en el Golfo de México "no llega a la calidad de ecocidio por hidrocarburos", ni desencadenó un desastre natural.