Lucha entre grupos criminales. Foto: Agencia
Aurora Vega/Excélsior
El choque, según fuentes de la 45 Zona Militar adscrita a Nogales, fue protagonizado por sicarios del cártel de Sinaloa y la organización de los hermanos Beltrán Leyva
El choque, según fuentes de la 45 zona militar adscrita a Nogales, fue protagonizado por sicarios del cártel de Sinaloa y la organización de los hermanos Beltrán Leyva.

La balacera ocurrió durante la madrugada de ayer, a 50 kilómetros de la frontera entre México y Estados Unidos.

En el lugar de los hechos, donde fueron detenidos tres menores de edad, se hallaron cientos de casquillos de armas de grueso calibre, así como ojivas de subametralladora.

La de ayer es la segunda peor matanza en lo que va del sexenio, sólo superada por la ocurrida el pasado 14 de junio, cuando 29 personas fueron asesinadas en el penal de Mazatlán, Sinaloa.

A 50 kilómetros de la frontera de México y Estados Unidos, un enfrentamiento de grupos del crimen organizado dejó un saldo de 27 personas muertas, en un paraje de la carretera Tubutama-Saric, en Sonora, durante la madrugada de ayer.

Fuentes de la 45 Zona Militar, adscrita a Nogales, Sonora, indicaron que el enfrentamiento se derivó de la lucha por la plaza entre el cártel de Sinaloa o Pacífico en contra de la organización de los Beltrán Leyva-Zetas.

Este enfrentamiento se produjo entre las 5:00 las y 7:00 horas de ayer.

En el lugar de los hechos se realizó el levantamiento de 16 cadáveres; sin embargo, en el trayecto de Tubutama hacia la población de Altar y de Tabutama y de Altar hacia la población de Santana fueron encontrados otros cadáveres: en total 27 al cierre de esta edición.

También fueron encontrados cientos de casquillos de armas de grueso calibre AK-47, R-15 y .38 súper, así como ojivas de subametralladoras.

Las autoridades encontraron siete vehículos: cinco camionetas y dos automóviles compactos.

Se destacó que al hallar los vehículos, algunos de ellos tenían amarrados en las defensas traseras y delanteras franelas de color rojo, asi como una "x" en los vidrios de algunos de ellos.

Autoridades castrenses mencionaron que algunos de los vehículos tienen reportes de robo.

En las investigaciones también se pudo establecer que además de las 27 personas fallecidas en este enfrentamiento, se encontró evidencia de que por lo menos otras seis personas mas fueron lesionadas por armas de fuego.

En un reporte de los elementos del Ejército mexicano que acudieron a resguardar el lugar de los hechos, precisaron que donde se gestó el enfrentamiento fueron encontradas tres personas lesionadas: Francisco Zazuela Valle, Juan Daniel Covarrubias y Efraín Villa López, quienes fueron trasladados a diversos nosocomios.

También se logró la detención de tres personas que participaron en la confrontación de grupos armados: Victor "N", Ismael "N", y Javier "N", de 17, 15, y 14 años respectivamente.

De acuerdo con elementos castrenses, el tramo carretero de Saric-Tubutama, Altar y Pitiquito, es una de las rutas carreteras que utilizan los polleros para trasladar a migrantes a los Estados Unidos, ya que se les deja en la frontera para que puedan cruzar por Nogales, para que crucen el desierto y lleguen a ciudades como Phonix, en Estados Unidos.

Rastros con ruedas

Hasta el cierre de la edición, las autoridades militares peinaban la zona y las poblaciones de Atil, Tajito, El Plomo, la costa y hacia el norte hasta la población de Sonoyta para tratar de encontrar a los grupos de sicarios.

En el tramo carretero Atil-Tubutama, fue encontrado abandonado sobre la carretera un vehículo de la marca Nissan, línea Armada, color negra, de modelo reciente, mientras que a kilómetro y medio, aproximadamente, se halló otra camioneta de la marca Chevrolet.

Esta unidad, que estaba sobre la carretera, entre unos mezquites, cerca de un vado, es de color guinda, placas VXS 9130, la cual todavía se encontraba encendida, al igual que los cuartos delanteros, y tenía marcado el vidrio trasero y delantero con unas X, así como un paño rojo amarrado en la defensa de atrás.

Metros antes de llegar al entronque de La Reforma se encontró otra camioneta de la marca Kia, línea Sorrento, color negra de modelo reciente, la cual también estaba marcada con las cruces en los cristales y un listón rojo en una de las puertas.

También se encontró más adelante una camioneta de la marca Toyota, línea Tacoma, color gris, la cual quedó abandonada con las puertas abiertas, donde supuestamente quedaron tiradas, a un costado, varias personas sin vida.