Foto: Archivo
El Universal
Admiten que quitaron los "candados" del decreto
Diputados de PRI y PAN dijeron que la transparencia y la fiscalización de los fondos que se entregan a los estados no es tarea ni facultad de la Cámara baja, y aceptaron que por ese motivo quitaron los candados del decreto del Presupuesto de Egresos 2010, que permitían controlar y fiscalizar el gasto que ejercen los gobiernos estatales.

El presidente de la Comisión de Hacienda en San Lázaro, el panista Mario Alberto Becerra Pocoroba, admitió que el decreto -que incluye las reglas de operación del gasto de la Federación- está tal y como se publicó en la gaceta parlamentaria.

Dijo que con las fe de erratas sólo se adecuaron algunas disposiciones, una de ellas la posibilidad de fiscalizar el fondo de aportaciones múltiples, "y fue lo único".

Según el diputado del PRI y secretario de la Comisión de Presupuesto, Jesús Alberto Cano, no se podían avalar decretos de Hacienda orientados a ahogar las finanzas locales.

"Son excesos que quitamos del decreto, como quitamos los excesos también que el gobierno pretendía para con los contribuyentes en el Código Fiscal", abundó.

 

"Limpian" la propuesta

El legislador Cano Vélez dijo que la Comisión de Presupuesto hizo una "limpia" a la propuesta de decreto que contenía un sinfín de excesos de parte de la autoridad hacendaria.

"Decía, por ejemplo, que el incumplimiento de un gobierno del pago de las retenciones del Impuesto Sobre la Renta de los trabajadores locales era causal para que el gobierno estatal pospusiera o suspendiera las ministraciones, o suspendiera una obra, y eso no puede ser. ¿Qué culpa tienen los habitantes de una región de adeudos en otra área?", preguntó.

Confirmó que lo anterior obligó a eliminar los artículos que impedían el libre ejercicio del uso de los recursos, pues lo que pretendía la Secretaría de Hacienda era escudarse en el argumento de la transparencia, cuando en realidad pensaba ahogar las finanzas estatales, aseguró.

"Significaba ahorcar el ejercicio del presupuesto a nivel regional, no podemos darle esas facultades a la autoridad, hay otros caminos para ejecutar el cumplimiento de las normas, y la transparencia y rendición de cuentas es otro tema que se resuelve con la vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación y las cuentas públicas de los estados."

El legislador priísta dijo que la redacción final del decreto del Presupuesto de Egresos del próximo año estuvo ciento por ciento en consenso con Hacienda, aunque admitió, resultó de una negociación difícil.

 

Faltaron argumentos

Para el panista Alberto Becerra Pocoroba, quien integró la comisión de redacción del decreto de Presupuesto, la tarea de fiscalizar los subsidios que se entreguen a los estados y municipios es exclusiva de la Auditoría Superior de la Federación.

"Los senadores expresan su preocupación porque no hay sanciones de ningún tipo, sí, eso es correcto, no hay sanciones porque eso no es labor de los diputados."

El también presidente de la Comisión de Hacienda en San Lázaro dijo que con la parte del decreto de Egresos de exigir que el uso de algunos fondos estatales sean publicados en internet, es suficiente para que en cualquier momento Hacienda actúe en consecuencia "y poder suspender las próximas ministraciones", dijo, a pesar de que en ningún momento se facultó a la autoridad para ello.

Becerra dijo que aun cuando la coordinación del PAN en San Lázaro y la dirigencia nacional insistieron, las fe de erratas presentadas al decreto del Presupuesto de Egresos 2010 no fueron sustanciales.