El depuesto mandatario hondureño, Manuel Zelaya, dijo que nadie debe obediencia a un gobierno usurpador, que toma el poder a través de las armas
El depuesto mandatario hondureño, Manuel Zelaya, aseguró el martes en Guatemala que el ''pueblo hondureño tiene derecho a la insurrección'' para expulsar al presidente de facto Roberto Micheletti.

''No dejen las calles, que es el único espacio que nos han quitado, el pueblo tiene derecho a la insurrección, la huelga, las tomas, la manifestación'', dijo Zelaya en una rueda de prensa junto al presidente guatemalteco Alvaro Colom.

Zelaya enfatizó, ''no me he rendido, ni me pienso rendir... estamos preparando mi retorno, no les diré la hora ni el día''.

''Nadie debe obediencia a un gobierno usurpador, que toma el poder a través de las armas y el pueblo tiene derecho a la insurrección para oponerse a las medidas. La insurrección es un proceso legítimo que forma parte de los conceptos más elevados del sentido de la democracia'', insistió.