Guillermo Covarrubias, director de DIF de Torreón / Foto: Francisco Rodríguez
En promedio, en Torreón hay mil casos de violencia al año

Guillermo Covarrubias, director de DIF de Torreón, llamó a los padres a poner atención en la detección de conductas o actitudes diferentes en sus hijos, para que sea reportado o atendido y evitar tragedias. 

Lo anterior luego del suicidio de una menor de 11 años el fin de semana pasada. Covarrubias mencionó que en promedio en Torreón hay mil casos de violencia al año, de los cuales el 50 por ciento se refiere a casos de omisión de cuidados.

“Muchas veces los padres, por su carga de trabajo, omiten cuidados al menor. Y no sabemos qué pasa. Recomendamos hacer un alto a la semana, una hora dos horas donde platiquen, dialoguen, analicen, el ajetreo no te permite ver las cosas. No se esperen a que haya una situación lamentable”, comentó. 

Inclusive, el funcionario recomendó investigar a los hijos, a los amigos, a las redes sociales que frecuentan.

Refirió que aunque solo sea un caso de suicidio en menor de edad, no deja de ser alarmante y por eso, insistió que cualquier conducta puede ser atendida con los mecanismos de apoyo a los menores en instancias  como el DIF, Pronnif, Centro de Justicia, Instituto de la Mujer..

El director del DIF expuso que en un reciente estudio hecho por la Universidad Autónoma de Coahuila para la institución, resultó que el 75%  de los menores deciden hoy su futuro en base al entorno de un grupo de amigos y el resto al entorno familiar y de los padres. 

“Debemos estar más atentos, buscar opciones de quién los cuida, porque a veces se quedan solos. En los periodos de vacaciones se presentan más problemas, hay que revisar la influencia de redes sociales y ser enfáticos en cuestiones familiares y de valores”, apuntó.