Foto: Francisco Rodríguez
Suman 14 años con la problemática del servicio, refirieron los manifestantes

Habitantes del ejido Mieleras de Viesca, se manifestaron y obstruyeron la vía frente a las instalaciones del Simas Rural, en Torreón, debido a que reclamaron que no tienen agua y que el gobierno simplemente les da largas.

Eran cerca de 30 los habitantes que llegaron a bordo de un autobús y automóviles, mismos que usaron para bloquear el flujo vehicular en la antigua carretera a San Pedro. Ismael Cardona, comisariado ejidal, refirió que suman 14 años con la problemática del servicio.

Contó que hace años cedieron al gobierno un título de concesión de agua potable con el objetivo que les administraran el líquido, pero desde entonces no les resuelven ni se comprometen a nada.

“Muchos compromisos que no han cumplido, pero en últimas fechas ya es crítica la falta de agua. El ejido necesita el abasto, tienen más de un mes que dicen que van a comprar una bomba y unos tubos para equipar otra noria que van a integrar al sistema pero no solucionan”, comentó el comisariado.

Son cerca de mil 600 personas las que habitan el ejido, familias que se abastecen del agua que les llega en pipas por parte de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

“No es suficiente. La Conagua hace dos viajes diarios pero no alcanzamos, llega a surtir una vez por semana por casa. A lo mucho son mil litros el que más tiene”, explicó Ismael.

Cuando se acaba el agua tienen que comprar otro viaje y gastar 300 pesos para que otros piperos los doten del líquido.

Los manifestantes fueron atendidos por personal del Simas Rural, quienes le proponían enviar 4 pipas de agua para que quitaran el bloqueo. Policías locales pedían que se removieran pero la gente no quería.. 

“Le dan vueltas. Hace días pedimos las pipas y nos las mandaron, nos dijeron que el hiciéramos como pudiéramos. Ahora nos amedrentan. Vamos a seguir hasta que nos hagan caso”, aseguró el comisariado.