El trabajador puede elegir si toma vacaciones o recibir un 55% de sueldo en una negociación, afirman

El paro técnico de labores en General Motors, iniciado en la presente semana, obedece a un cambio en la línea de producción, por un nuevo modelo, y los mil 200 trabajadores de la planta Ramos Arizpe tienen la opción de tomar vacaciones o bien que se les pague al 55 por ciento de su salario, explicó Tereso Medina Ramírez, dirigente sindical.

“El paro técnico es un paro que se hace normalmente cada año en estos tiempos por el cambio de modelo. No es un cambio de sobre inventario de la producción, no es un paro por crisis en el sector automotriz, es un paro normal que se utiliza para modificar las plataformas o darle mantenimiento a las mismas y poder construir los nuevos modelos que están en marcha”, dijo Medina Ramírez.

Tereso Medina Ramírez, dirigente de la CTM en Coahuila.
Es un paro normal que se utiliza para modificar las plataformas o darle mantenimiento a las mismas y poder construir los nuevos modelos que están en marcha”.
Tereso Medina Ramírez, dirigente de la CTM en Coahuila.

De acuerdo con Medina Ramírez el paro técnico tiene como finalidad primordial salvaguardar el empleo y también el trabajador pueda elegir si toma vacaciones para que le paguen al 100 por ciento, o bien, recibir un 55 por ciento de sueldo en una negociación, pero con respeto al 100 por ciento de prestaciones y utilidades.

A nivel global pueden estar en situación de paro hasta 25 mil trabajadores, con mil 200 de los directos de General Motors, más los proveedores de la industria automotriz.

“Por cada trabajador de la industria de referencia se emplea por lo menos a siete más”, explicó.

Medina, sin embargo, no dio a conocer cuáles empresas proveedoras podrían también tener una disminución en su producción debido al paro técnico de GM planta Ramos Arizpe.