Claudia Ruiz Massieu, secretaria general del PRI / Foto: Cuartoscuro
La secretaria general del partido explicó que de cara la XXII Asamblea Nacional Ordinaria del tricolor, una nueva oferta política los lleva a tener una mayor cercanía con la ciudadanía

Las Mesas Temáticas que se establecieron en el marco de la XXII Asamblea Nacional Ordinaria del PRI fueron espacios abiertos para el debate abierto, plural y para la toma de decisiones democráticas y luego que sean ratificadas por el pleno deberán ser validas por el Instituto Nacional Electoral, dijo la secretaria general del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, Claudia Ruiz Massieu.

En breve entrevista, la funcionaria partidista expuso que en este momento la Comisión Nacional de Dictamen valida la integración de las conclusiones de las cinco mesas temáticas para integrar el dictamen que se someterá a consideración del Pleno de la Asamblea, integrada por diez mil delegados.

Agregó que con este trabajo se busca transformar los Documentos Básicos, para renovar y poner al día al partido, de cara al futuro, con una hoja de ruta clara respecto del proyecto de país y respecto de la oferta política que se presentará a la ciudadanía para atender sus aspiraciones, su problemática y sus sensibilidades.

"Lo que tenemos los priistas son grandes coincidencias que nos permiten construir hoy una visión de futuro y una oferta política que nos va a llevar a construir una mayor cercanía y confianza con la ciudadanía para llegar a los procesos electorales más sólidos, renovados y con un mayor y mejor ánimo”, subrayó.

Sobre el acuerdo que busca cerrar el paso al “chapulineo legislativo” es decir el tránsito de legisladores por la vía plurinominal, de una curul en la Cámara de Diputados a un escaño en la Cámara de Senadores y viceversa, en sucesivas legislaturas, Ruiz Massieu dejo en claro que ello estará sujeto a la aprobación del Pleno de la Asamblea y posteriormente a la validación por parte del árbitro electoral.