Vivir Quintana, compositora originaria de Coahuila | Foto: Sandra Gómez
“Que resuene fuerte: ¡Nos queremos vivas!, que caiga con fuerza el feminicida”, expresa en Canción sin miedo, el himno feminista mexicano contra los feminicidios que retumbó en el Zócalo

Torreón. Hace un año en el Zócalo de la ciudad de México, durante un concierto popular, Vivir Quintana, le puso música a la lucha de las mujeres en México.

Es originaria de Francisco I. Madero Coahuila, feminista, maestra de profesión, luchadora social y se ha dedicado a cumplir con su pasión que es la música.

Ella estrenó la Canción Sin Miedo, que se ha convertido en el himno de la lucha feminista en México, cuando la cantautora chilena Mon Laferte la invitó a cantar con ella en el Zócalo de México durante un concierto el pasado 7 de marzo y le pidió una canción que hablara del feminicidio.

En entrevista exclusiva con VANGUARDIA, por vía telefónica, la lagunera explico cómo surge el himno feminista.

“La escribí unas dos semanas antes del estreno del 7 de marzo, estaba en Coahuila, precisamente y fue como un proceso creativo de 9 horas y fue por una petición de una compañera y amiga cantautora chilena que se llama Mon Laferte, y ella me invitó a cantar en el Zócalo de la ciudad de México y me dijo, oye pues vamos a denunciar lo de los femenicidios”.

Lamentó que este tema, que habla de la muerte de muchas mujeres en México haya sido el tema que la impulsó en la música, pero, dijo, es una realidad ante la que las mujeres debemos actuar.

“…Obtuve esa visibilidad que tanto estaba buscando, que tanto estaba esperando y por la que tanto estaba trabajando. Lamento mucho que sea por este tema de los feminicidios y que este tema de Canción Sin Miedo, haya sido un tema tan triste y tan doloroso y que este sea el que me hermane y me haga tener esta exposición que tanto se busca en la música independiente”.

Vivir Quintana, nació en Francisco I. Madero Coahuila hace 35 años. Estudió en la Escuela Normal del Estado en Saltillo, la licenciatura en educación Básica Secundaria, con especialidad en Español y ejerció su profesión hasta que se decidió por la música.

“A mí me gustaba mucho dar clases, pero me faltaba como un pelito para que me apasionara como me apasiona la música y entonces eso fue lo que me hizo venirme a la Ciudad de Mexico a buscar oportunidades en la música y tocar puertas y crecer en la música”.

Ella piensa que la música también enseña y con la música sigue siendo docente por lo que así se pueden cambiar las cosas. 

“Creo que ahora estamos dándonos cuenta que todo lo que nos enseñaron y las creencias que habíamos tenido, pues realmente nos estaban haciendo mucho daño, nos estaban poniendo en un lugar en donde no nos dejaban decidir en el mundo y en el país, entonces cuando ya nos damos cuenta, estamos ya en el camino avanzando muchísimo y no, pues nada, creo que ahorita estamos más despiertas que nunca”.

La cantautora coahuilense envío un mensaje a las mujeres de La Laguna en el que les pidió no dejar a un lado sus sueños, “Siempre hay que ser y siempre hay que hacer lo que soñamos, porque los años se trabajan, porque nada es imposible y a nosotras también nos pertenece este mundo y hay que saber que tenemos que decidir también nosotras”.

Define la Cancíon Sin Miedo, como una canción llena de lucha, llena de amor, de mucha sonoridad y ganas de que más mujeres y más hombres tengan una visión de lo que está pasando con la violencia de género en el país.