Foto: Efrén Maldonado
Paramédicos de Cruz Roja y rescatistas de la unidad Libra de Rescate Urbano, se trasladaron rápidamente al lugar

Saltillo.- Eduardo Castillo, de 22 años, la libró y salió vivo después de estrellar contra un poste de concreto a más de 100 kilómetros por hora su vehículo Nissan Micra, el cual quedó completamente destrozado. El golpe era para que el joven quien se encontraba en estado de ebriedad, hubiera sufrido un severo daño y no fue así. 

Según se informó, cerca de la 1:40 de la madrugada de éste sábado, Eduardo iba sobre el periférico Luis Echeverría Álvarez a exceso de velocidad de norte a sur, pasó el puente de Manuel Pérez Treviño y hasta ahí todo iba bien, el error fue cuando volanteó para tomar la lateral que va hacia Otilio González y ahí, el vehículo derrapó y se fue de lado. 

Dio un giro de 180 grados y con su costado izquierdo se estrelló de lleno contra el poste de concreto, es el lado donde él viajaba y quedó con un gran daño el vehículo pero él, dejó ver su suerte al salir ileso. Personas que pasaban en ese momento por ahí se detuvieron a brindarle ayuda y llamaron al Sistema de Emergencias 911. 

Paramédicos de Cruz Roja y rescatistas de la unidad Libra de Rescate Urbano, se trasladaron rápidamente al lugar pues se les informó que había una persona prensada pero al llegar, también quedaron sorprendidos de Eduardo estaba con vida y sin un sólo rasguño. 

Elementos de Tránsito Municipal tomaron conocimiento del accidente, para después realizar el peritaje correspondiente y turnarlo a la autoridad encargada de asuntos viales, para que defina la situación del ebrio joven ya que tendrá que pagar los daños ocasionados.