Foto: Jordi Sifuentes
La obra compuesta por Modest Mussorgsky fue la elegida para concluir esta temproada de la OFDC

Inspirado en una exposición póstuma en homenaje al pintor y arquitecto ruso Viktor Hartmann el compositor Modest Mussorgsky trasladó el recorrido por la galería a la partitura con su suite para piano “Cuadros de una exposición”, considerada una de las más demandantes obras para este instrumento.

50 años después el francés Maurice Ravel hizo una orquestación con la que la Orquesta Filarmónica del Desierto cerró su segunda serie de la temporada 2019 el pasado jueves en el Teatro de la Ciudad Fernando Soler.

Su ejecución fue bien aplaudida por los presentes, quienes pudieron asistir a esta ocasión de manera gratuita pues de esta forma celebró la OFDC el cierre de temporada y compartió su logro al llevar a buen puerto la interpretación.

El programa de la noche también contó con la participación solista de Gregorio Nieto, chelista principal del conjunto, quien interpretó junto al resto de sus compañeros las Variaciones sobre un tema rococó de Tchaikovsky, la cual fue también bien recibida por el público.

La Orquesta Filarmónica del Desierto concluyó las actividades del 2019 con miras a celebrar su quinto aniversario en 2020. Tras cinco años de presencia en la ciudad y crecimiento artístico la vara está puesta en alto para que sea un gran año.