Redacción
La disposición se concretará en mayo, cuando la producción y parte del personal serán absorbidos por las otras dos plantas que la compañía tiene en Coahuila
Technotrim hizo oficial el anuncio de que su planta ubicada en Ramos Arizpe cerrará sus puertas en el mes de mayo, una medida que estaba prevista para febrero pero que se había estado posponiendo.

La disposición representará el reajuste de entre 1.000 y 1.100 trabajadores, en tanto que la producción será absorbida por las otras dos plantas que la compañía tiene en Saltillo y Monclova.

Ya en 2008 la planta había realizado un reajuste que afectó a 800 trabajadores sindicalizados, que representaban la mitad de su plantilla productiva, y en abril de ese mismo año entre 120 a 130 trabajadores fueron incorporados a un paro técnico.

Este año el corporativo ofreció una reubicación a 400 ó 450 trabajadores; a la mitad en la planta de Saltillo y al resto en la de Monclova, respetándoles antigüedad, derechos y prestaciones, toda vez que en ellas es el mismo contrato colectivo de trabajo; sin embargo, los obreros optaron por pedir su liquidación.

Aunque el cierre de la planta Technotrim en la localidad dejará sin empleo a parte del actual personal, permitirá la consolidación de las unidades del corporativo en Monclova y Saltillo, porque se quedarán con los negocios de trabajo que la de Ramos Arizpe tenía.

La planta de Monclova actualmente cuenta con 1.200 trabajadores y sigue empleando personal, mientras que la de Saltillo tiene entre 600 y 800; de ellos 400 están en líneas de producción, donde hay rotación para implementar paros técnicos; sin embargo, fuentes oficiales niegan que estén en riesgo de ser desocupados al absorber la planta parte del trabajo que se realiza en Ramos Arizpe; aunque la semana pasada fueron reajustados 60 trabajadores.

La de Ramos Arizpe, con alrededor de 11 años operando en la región, fue la primera planta que Technotrim instaló en Coahuila; después inició operaciones la de Saltillo y la más reciente es la ubicada en Monclova.

La empresa produce vestiduras y recubrimientos para diversas marcas automotrices.

Entre sus clientes están General Motors, Chrysler, Ford, Toyota, Mitsubishi, Nissan, Honda, así como plantas europeas y asiáticas, lo que le permite sortear un poco las dificultades por las que atraviesan las dos primeras.

Durante febrero, los empleados de Technotrim sufrieron primero una disminución de su salario del 50%, luego el despido de 120 trabajadores, le siguieron 180 más y posteriormente 240, a los que el pasado lunes se sumaron otros 50.

Hasta el momento ya han sido liquidados el 90% de los obreros. En la planta Ramos Arizpe, quedan ingenieros, personal de vigilancia y los que serán reubicados en Monclova.

Technotrim, dijo que al fabricar partes para el sector automotriz, se han visto afectados en sus ventas, pero la empresa tiene otros contratos, así que mientras Chrysler o General Motors reduzcan la demanda de la producción, otros clientes como la Toyota, no han reportado problemas.