Notimex
Nueva York.- La velocista, Marion Jones, se declaró culpable en una corte del uso de sustancias prohibidas, mientras se preparaba para los Juegos Olímpicos de Sydney en 2000, donde ganó cinco medallas.
"Con mucha vergüenza digo delante de ustedes que traicioné su confianza", dijo la deportista al juez Kenneth Karas, en el distrito de White Plains, el norte de Nueva York.

La californiana dijo que no tiene a nadie a quién culpar sino a sí misma, al tiempo que anunció, envuelta en llanto, afuera de la corte: "Debido a mis acciones me estoy retirando del atletismo, un deporte que amo profundamente".

Jones reconoció en su declaración la culpabilidad, que por dos años, 1999 y 2000, usó el esteroide conocido como "the clean" (el limpiador), también conocido como THG (tetrahidrogestrinona), una sustancia que sirve para aumentar la masa muscular, fuerza y capacidad de entrenamiento.

La velocista dijo que su ex entrenador, Trevor Graham, le dio la sustancia con la explicación de que era el suplemento nutricional de aceite de semillas de linaza y que se colocara dos gotas bajo la lengua.

Finalmente, el Comité Olímpico de los Estados Unidos, dio a conocer que Jones deberá devolver las cinco medallas obtenidas en Sydney 2000, debido a que competía violando las reglas.

En la víspera, el "Washington Post" dio a conocer a través de una fuente cercana a la atleta, una carta a familiares y amigos en la que Jones pedía perdón y se declaraba culpable del uso de sustancias prohibidas, y ahora, Jones podría recibir una sentencia de tres a seis meses en prisión.