La Jornada
México, D.F.- Un juez federal suspendió este fin de semana, de manera definitiva, el litigio por el cual Petróleos Mexicanos ya entregó 47.4 millones de pesos más IVA y gastos financieros por concepto de indemnización a la empresa Orizzon HDI Cruzamientos Direccionales.
Este caso fue revelado hace un mes por "La Jornada" y abarca presuntos actos de negligencia y/o corrupción de funcionarios de la paraestatal, informaron fuentes judiciales.

Además, el juzgador ordenó el pasado viernes a Pemex que no realice la segunda parte del pago de la indemnización (que superaría los 50 millones de pesos) hasta en tanto no se determine, en este juicio de amparo, si la empresa demandante tiene la razón en su alegato respecto a que el primer pago lo cobraron "ilegalmente" los anteriores abogados de Orizzon, miembros del despacho jurídico Cuevas y Villarreal, SA.

Al conceder la suspensión definitiva a Orizzon, el juez Pablo Quiñones, dentro del juicio de garantías 783/2007-III, también advirtió a Pemex que si de este juicio de garantías resulta que fueron afectados los intereses de la empresa quejosa, la dependencia que encabeza Jesús Reyes Heroles tendrá que volver a entregar el primer monto de indemnización (poco más de 50 mdp) que ya fue finiquitado.

Apenas el lunes de la semana pasada el mismo juez sexto de distrito en materia civil había concedido una "suspensión provisional" a dicha compañía.

Un juicio de amparo de esta índole puede tardar al menos dos años en tribunales federales antes de que concluya el último recurso jurídico al que tienen derecho las partes litigiosas.
Orizzon solicitó el amparo de la justicia federal porque alega que el pago de la mitad de la indemnización nunca llegó a sus arcas administrativas, ya que sus ex abogados, en una presunta acción fraudulenta, se beneficiaron con un contrato de sesión de derechos litigiosos irregular.

Esta empresa demandante le ganó hace tres años un juicio civil a la paraestatal, ya que Pemex se rehusó a pagarle a Orizzon -que cuenta con capital de empresarios holandeses agrupados a su vez en la empresa Talpa NV, y cuyo representante de los accionistas es Pedro Luis Pinsón Edelen- gastos imprevistos cercanos a los 45 mdp por concepto de la colocación de 900 metros de tubería bajo el lecho del río Tecolutla, en Veracruz.

Pemex se negó a pagar los gastos que hizo Orizzon y que rebasaron el presupuesto acordado en el contrato original. La empresa se inconformó, demandó civilmente a la paraestal y ganó el litigio, que con gastos financieros y el correspondiente pago de IVA implica una indemnización de poco mas de 100 mdp.

El pasado 1 de octubre La Jornada publicó un reportaje que documenta un caso de presunta corrupción en Pemex, la cual permitió a los abogados civilistas Pedro Cuevas Garza y Guillermo Villarreal Torres, ambos egresados de la
Escuela Libre de Derecho y socios de Cuevas y Villarreal, y al empresario Pedro Luis Pinsón Edelen, ligado al ex presidente Vicente Fox, obtener esta indemnización.

El caso es emblemático porque representa un juicio en el que se revela que la paraestatal recibió de los ex abogados de la empresa demandante (Orizzon) al menos 2 millones de pesos por concepto de "gastos de negociación a
Pemex", además de que se evidencian movimientos financieros de "compañías fantasmas", que presuntamente habrían defraudado al fisco.

Orizzon contrató los servicios del abogado civilista Ricardo Zamora para que, por la vía del amparo, se pueda demostrar que la quejosa fue "víctima" de una operación fraudulenta de sus anteriores representantes legales. (La Jornada)