El Universal
México.- Responsabiliza el Ejército Popular Revolucionario al presidente Felipe Calderón de la detención y desaparición de los eperristas Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Cruz Sánchez; dicen que es su último comunicado
El Ejército Popular Revolucionario (EPR) responsabilizó al presidente Felipe Calderón de la detención y desaparición de los eperristas Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Cruz Sánchez, y le advirtió al mandatario "debe de asumir junto con los grandes empresarios las consecuencias de sus decisiones confesas".

En su comunicado fechado el 3 de diciembre, el EPR anuncia el reinicio del hostigamiento militar, debido a que el gobierno federal no respondió a las anteriores advertencias y comunicados en los que exigía la presentación con vida y la liberación de Reyes Amaya y de Cruz Sánchez.

El grupo rebelde anuncia además que este es el último mensaje que emite su Partido Democrático Popular Revolucionario Clandestino (PDPR) y se despide de todos los que hayan atendido alguna vez sus comunicados.

"Por medio del presente les enviamos el último comunicado de nuestro partido. De antemano agradecemos la atención prestada para con nosotros y nos despedimos afectuosamente", precisa el EPR.

En el texto la dirigencia guerrillera se pregunta: "¿Qué quieren que se haga o se siga haciendo el Estado, el régimen, Calderón Hinojosa, los militares, los empresarios, los partidos políticos, la mal llamada clase política, los medios de difusión para que ya sean presentados en libertad nuestros compañeros porque ya es mucho tiempo transcurrido y no hay una respuesta real, concreta y favorable?", pregunta el EPR.

Continuando con esa actitud, explica el grupo subversivo, "tenemos todo el derecho de actuar en consecuencia con lo que nuestro pueblo exige".

En el texto los eperristas descalifican el primer año de gobierno de Felipe Calderón, critican la actuación de casi todos los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (menos de "cuatro"), y advierten sobre las complicaciones del caso de la presa de La Parota, ubicada en el estado de Guerrero.

El EPR critica también la reforma del ISSSTE al señalar que esta y "la reforma laboral, la reforma electoral todas con clara tendencia a la derechización y legalización del régimen neoliberal".

Habla de igual forma sobre "el alto grado de descomposición del sistema debido a la corrupción que brota por todos lados y a la impunidad promovida por toda la estructura del poder, descomposición que se expresa también en las más de 2 500 ejecuciones documentadas, explicables solamente por los vínculos orgánicos de la estructura presidencial con el crimen organizado".

El Ejército Popular Revolucionario señala que el fallo de la SCJN en torno al caso de la periodista Lidia Cacho no resultó "sorprendente o inesperado", si se tienen en cuenta otros episodios como el caso del anatocismo (la validez del cobro de intereses sobre intereses en los bancos) y el desafuero de Andrés Manuel López Orador.

"¿Es digna de confianza una Suprema Corte de Justicia como ésta? ¿Qué se puede esperar de ella? ¿Realmente funciona esta "Institución" para procurar justicia, que se hizo del rogar para ampliar la investigación de las represiones habidas en Oaxaca?", se pregunta el EPR.