FARC, Partido alemán, UE
Berlín, Alemania.- El Partido alemán de la Izquierda está a favor de que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) sean eliminadas de la lista de grupos terroristas de la Unión Europea (UE), confirmó hoy a dpa el portavoz de política exterior de la fracción parlamentaria de ese partido, Wolfgang Gehrcke.
Por ello, en junio de 2007, el mismo mes de su creación, el Partido alemán de la Izquierda, "Die Linke", fundado por poscomunistas y socialdemócratas desencantados, hizo esa petición en el Bundestag (Cámara baja del parlamento alemán), subrayó Gehrcke en el marco del primer congreso de partido, que arrancó hoy en la ciudad de Cottbus.

La condición era que para llevar a cabo las negociaciones de paz, las FARC pusieran en libertad a todos los rehenes, dijo.

Esta mañana el semanario alemán "Der Spiegel" había adelantado que el Partido de la Izquierda había apoyado el trabajo político de las FARC.

Según esa publicación, ello se deduce de los correos electrónicos que se encontraron en el ordenador portátil del fallecido Raúl Reyes, segundo jefe del grupo guerrillero, puestos bajo resguardo por la Fiscalía colombiana.

"Der Spiegel" señaló que en 2005 Reyes envió a su hijo Ariel Robespierre Devia (alias "Roberto") en una misión secreta a Berlín.

Su objetivo era difundir propaganda de las FARC en Alemania y revitalizar el contacto con la izquierda del país, explica.

Wolfgang Gehrcke confirmó hoy las informaciones de "Der Spiegel" que aseguraban que él, en su época como miembro del desaparecido Partido del Socialismo Democrático (PDS) del este de Alemania (sucesor del Partido Socialista Unificado de Alemania (SED), de la República Democrática Alemana), se reunió con "Roberto".

También reconoció que en 2005 le prometió que su partido intercedería en el Parlamento europeo para que el grupo guerrillero de las FARC fuera sacado de la lista de la UE.

"Fue un encuentro muy positivo", escribió entonces "Roberto", según "Der Spiegel". "Pudimos concretar algunos puntos para reactivar la solidaridad en la lucha del pueblo colombiano".

Gehrcke también confirmó que él y sus compañeros del grupo de trabajo de Latinomérica del desaparecido PDS se comprometieron a iniciar una campaña de solidaridad hacia uno de los líderes de las FARC conocido como "Simón Trinidad", extraditado por las autoridades colombianas a Estados Unidos acusado de narcotráfico.

"No se puede poner fin a la guerra civil en Colombia mediante la violencia", agregó Gehrcke. Según dijo a dpa, mientras las FARC sigan en la lista de grupos terroristas de la UE, los contactos oficiales serán difíciles.

De la experiencia en Guatemala y el Salvador se sabe que sin negociación no se puede alcanzar la paz, enfatizó. Gehrcke, que reconoció haberse reunido en varias ocasiones en Alemania y en Latinoamerica con miembros de las FARC, subrayó que siempre les repitió: "No es de izquierdas secuestrar a alguien para lograr a cambio un premio político".

El Partido alemán de la Izquierda surgió el año pasado de la unión entre el PDS del este de Alemania y la Alternativa Electoral por el Trabajo y la Justicia Social (WASG) del oeste, fundada en 2005 por militantes del ala izquierda del Partido Socialdemócrata alemán (SPD) y algunos sindicalistas,como rechazo a la política reformista del gobierno del anterior canciller, Gerhard Schröder.

En sólo ese tiempo se ha hecho con 72.000 afiliados y se ha convertido en el tercer partido del espectro político alemán, detrás de la Unión Cristiano Demócrata (CDU) de Angela Merkel y del SPD, ambos en el gobierno de coalición.

La formación copresidida por Oskar Lafontaine y Lothar Bisky está presente en todos los estados federados orientales y en el oeste gana adeptos de forma continua. El partido se perfila ya como actor determinante en las elecciones generales que tendrán lugar en 2009.

Precisamente hoy comenzó en la ciudad de Cottbus su primer congreso, una cita en la que quiere demostrar su fortaleza y estabilidad y afirmarse a nivel nacional.