Un trabajador muestra a un cliente el nuevo Apple iPhone 4 en una tienda de esta marca en San Francisco, California. Foto EFE/Vanguardia
El nuevo iPhone está a la venta en Estados Unidos, Japón, Francia, Alemania y Reino Unido desde la semana pasada
Cupertino, EU.- Apple rompió todos los récords con su nuevo teléfono, el iPhone 4, del que vendió en los primeros tres días desde su salida al mercado 1.7 millones de aparatos, informó hoy la empresa.

"Es el lanzamiento de producto más exitosos en la historia de Apple", dijo hoy el presidente de la empresa, Steve Jobs, en Cupertino, California.

Los pedidos anticipados del smartphone ya habían ensombrecido todo lanzamiento anterior, y cuando comenzó la venta el pasado jueves se formaron largas colas en las tiendas. "Nos disculpamos con los clientes que tuvimos que mandar de vuelta a casa porque no teníamos suficiente producción", dijo Jobs.

En Estados Unidos hay que esperar actualmente tres semanas para poder tener un iPhone. Con el primero, lanzado en 2007, Apple necesitó 74 días para vender un millón de terminales.

Mientras tanto, según un estudio de la empresa de análisis de mercado iSuppli conocido hoy, casi ninguna empresa cuenta con un margen de ganancia tan alto en sus productos como Apple.

iSuppli desarmó el iPhone y estableció que el valor de los materiales para el modelo más pequeño equivale a 187,51 dólares (unos 150 euros), mientras que el teléfono terminado se vende en la tienda británica online de Apple por unos 600 euros al cambio.

El precio incluye sin embargo también los costes por la mano de obra, de desarrollo, licencias y venta. En algunos países el iPhone 4 se vende sólo con un contrato de permanencia de dos años en las empresas de telefonía que lo ofrecen.

El nuevo iPhone está a la venta en Estados Unidos, Japón, Francia, Alemania y Reino Unido desde la semana pasada, aunque en todas partes el tiempo de espera es considerable por la fuerte demanda.