"El último trago", que recoge un repertorio de las canciones que llevaron a la fama a Vargas, cuenta por otro lado con la colaboración de Chucho, hijo del aplaudido pianista cubano Bebo Valdés.
Buenos Aires, Argentina.- La cantante española Concha Buika aprendió de Chavela Vargas a "solemnizar el dolor" y a "no distinguir entre público y estrellas", según dijo hoy en Buenos Aires, donde se encuentra para presentar el disco con el que rinde homenaje a su maestra mexicana.

"A Chavela tenemos que agradecerle que no le diera miedo luchar por lo que ella sentía, estuviese bien o mal, que nos enseñara a no huir del dolor y a no separar al artista del pueblo", dijo la cantante en una entrevista con Efe.

Buika, nacida en Palma de Mallorca en 1972, aunque de origen guineano, aseguró que con su último trabajo, "El último trago", comparte "el sentir" de la mexicana, de la que también aprendió que el dolor, la soledad o el desamor "no son monstruos, sino herramientas para construirse a uno mismo".

"En vez de estar separados por razas o creencias religiosas deberíamos estar separados por maneras de sentir, así el mundo sería más seguro", añadió la cantante.

"El último trago", que recoge un repertorio de las canciones que llevaron a la fama a Vargas, cuenta por otro lado con la colaboración de Chucho, hijo del aplaudido pianista cubano Bebo Valdés.

El cubano, que terminó recientemente de grabar su propio disco, no participará, sin embargo, en la gira de Buika, quien incluirá en su lugar a jóvenes "que se arriesgan y traen la música del futuro".

"Ahora en el mundo del arte hay mucha confusión, no es momento para monopolizar a Chucho porque todos necesitamos que los grandes maestros sigan girando solos", explicó.

En la presentación del disco, que tendrá lugar el 10 de diciembre en un teatro porteño, Buika interpretará canciones como "Soledad", "Sombras", "Luz de luna" o "Un mundo raro".

Buika aseguró que en materia artística no son reales las nacionalidades, "ni en Argentina, ni en España ni en ningún sitio", y opinó que "lo que sigue alimentando al arte es ese calor que no sabe reconocer países".

La cantante subrayó que no se siente una "estrella". "Esas están muy lejos y muy solas, no dan calor", aseguró.

Buika presentará en Buenos Aires "El último trago" en el marco de una gira que en primer lugar transcurrirá por Chile y a México.