Hace un año, en febrero de 2008, la popularidad del mandatario se situó en 61,4%.
México, D.F..- El presidente de México, Felipe Calderón, registró en febrero un 66.4% de aprobación entre los mexicanos tras 26 meses en el poder, 5.5 puntos porcentuales más que en noviembre pasado, reveló hoy un encuesta de la firma Consulta Mitofsky.

En su informe trimestral, la compañía encuestadora destaca que la evaluación que otorgan los ciudadanos a Calderón, en el poder desde diciembre de 2006, "no solo es positiva, sino creciente", ya que "acumula seis meses consecutivos de incremento" en su aprobación, lo "que le representa su mejor inicio de año en lo que va del sexenio".

Hace un año, en febrero de 2008, la popularidad del mandatario se situó en 61,4%.

Según el sondeo, la mayor aceptación de Calderón se debe a la forma en que ahora lo califican los adultos mayores de 50 años, los habitantes de la región de El Bajío (centro de México) y "sorpresivamente" los militantes del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Los miembros del PRD "se mantienen como el grupo más crítico, pero no tanto como lo eran en febrero de 2008", apuntó.

El mandatario se enfrenta una ola de violencia del crimen organizado que en 2008 se cobró la vida de 5.600 personas, el inicio del proceso electoral rumbo a los comicios legislativos de julio, un contexto económico deteriorado y la devaluación del peso, entre otros retos.

El 84,4% de los 3.000 mexicanos mayores de 18 años encuestados por Mitofsky perciben como "negativa" la situación económica y sólo 14,3% de los ciudadanos la considera "positiva".

Además, mientras que en los dos trimestres anteriores el 28% ciento reportaba tener algún familiar que había perdido el empleo, hoy ese porcentaje subió a 35%.

La incertidumbre sobre el desempeño económico de México lleva a que el 73,2% estime que la situación empeorará y solo el 20% que mejorará, "su peor momento" desde 2001, cuando Mitofsky empezó a medir esta variable.

En materia de inseguridad, el 75,8% de los entrevistados opinó que la situación es peor que hace un año, frente a un 20,7% que la ve mejor, señala el estudio.

Como parte de la lucha contra el crimen organizado, más de 8 de cada 10 personas (83,6%) aprueban la presencia del Ejército en el combate a las bandas de narcotraficantes, y el 73,2% quisiera que en su ciudad se pusiera un marcha un operativo castrense para hacer frente a los cárteles.

Sin embargo, el principal problema percibido por la opinión pública mexicana es actualmente la crisis económica (40,6%), seguido de la inseguridad (24,5%), desempleo (11,3%), pobreza (7,9%) y narcotráfico (4,9%).

El dato de febrero de 2009 casi duplica a los registrados en el mismo mes de 2008 y 2007, cuando los problemas económicos también representaron la principal preocupación de la población, pero en menor medida, 23,2% y 22,3%, respectivamente.

"A lo largo del actual sexenio las preocupaciones por los problemas económicos siempre han sido superiores alas de la seguridad", subraya la investigación estadística.

En buena medida, la elevada aprobación de Calderón se debe a "la idea de que no es en él, ni en su gobierno, donde está la culpa de las distintas crisis, a lo cual se agrega la evidencia de que un alto 37 por ciento piensa que la oposición no le ha permitido avanzar", concluye el documento.