Notimex
México, D.F.- Ayer, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó una reforma que aplicará multas hasta por 60 mil pesos y las sanciones penales correspondientes a los profesores o autoridades escolares que suministren algún tipo de medicamento a sus alumnos.
En la sesión ordinaria en San Lázaro se aprobó con 360 votos a favor y una abstención la reforma a la Ley General de Educación, en la que se establece que la sanción se aplicará también a las escuelas y profesores que condicionen la inscripción de alumnos a someterse a tratamientos médicos.

Se excluye de esta sanción los casos o situaciones de emergencia, en que se tenga que suministrar primeros auxilios o algún medicamento a los alumnos.

"Se establece como sanción a la violación de estas disposiciones una multa equivalente de 6 mil hasta 12 mil veces el salario mínimo general vigente en la zona económica de que se trate", es decir, entre 30 mil y 60 mil pesos.

En tribuna, el diputado Tonatiuh Bravo, del PRD, dijo que con estas sanciones severas se espera erradicar el suministro de medicamentos Ritail y Soloc, que tienen consecuencias secundarias y son usados con frecuencia para tratar el déficit de atención e hiperactividad.

La sanción también se aplicará a los profesores que administren a los educandos, sin previa prescripción médica y consentimiento informado de los padres o tutores, medicamentos que contengan sustancias psicotrópicas o estupefacientes.

La reforma, que fue turnada al Senado, también incluye las mismas sanciones a quien expulse o se niegue a prestar el servicio educativo a niñas, niños y adolescentes que presenten problemas de aprendizaje.

Asimismo, a quien condicione a un alumno su aceptación o permanencia en el plantel a someterse a tratamientos médicos específicos.

"Presionar de cualquier manera a los padres o tutores para que acudan a médicos o clínicas específicas, que no sean oficiales, para la atención de problemas de aprendizaje de los educandos", agrega el dictamen aprobado.