Foto: Omar Saucedo
Se quedaron sin acceder a la fórmula de AstraZeneca porque no se habían registrado

Sin folio no hay vacunas. Adultos mayores que llegaron al módulo de vacunación del Centro de Convenciones de Canacintra Coahuila Sureste, se quedaron sin acceder a la fórmula de AstraZeneca porque no se habían registrado.

Uno de esos casos fue el de Oliverio García, de 78 años, que vive en la colonia Asturias con su esposa de la misma edad, no tiene internet ni celular y por eso no se registró. Como vio que en la televisión decían que aun sin registro se podían vacunar, fue.

Al llegar le dejaron claro que se tenía que registrar por internet y aunque dio sus argumentos, no cedieron y se regresó a su casa.

NO FUE EL ÚNICO

Otro caso fue el de Martina Riva, que en noviembre cumplirá 70 años, tampoco se pudo vacunar; no se había registrado y llegó solo con la credencial de elector, por lo que dijo que iría con su hija a un cibercafé para que la registrara, aunque cuando recibió el apoyo que se otorga a los adultos mayores la registraron y le pidieron su número de teléfono, no le dieron un folio y tampoco la han llamado.

Los que corrieron con mejor suerte fueron quienes llegaron sin citas, pues no fueron rechazados, llegaron con su folio y su credencial, por lo que pudieron ingresar para ser vacunados, aunque tuvieron que esperar los espacios en los que pudieran ser vacunados.