Las Águilas tenían 23 partidos sin perder pero todo lo que inicia tiene que terminar

Todo quedó en 23. Las Águilas del América tenían 23 partidos sin perder en la Liga MX sin embargo su racha terminó hoy en Monterrey en un juego done ambos equipos terminaron con 9 hombres.

Fue un 3-2 extraño que dejó al Monterrey fortalecido, a pesar de los intensos fallos de Fernando Guerrero, árbitro del encuentro, que cobró mucho protagonismo.

El juego se calentó desde los primeros minutos. Parecía que todo saldría favorable para las Águilas cuando recién iniciado el juego, Fernando Guerrero expulsó a Avilés Hurtado por una plancha sobre Marchesín gracias a la revisión del VAR.

A pesar de tener uno menos, Monterrey se fue al frente con un penal dudoso. Nico Sánchez aprovechó para el 1-0 a los 13 minutos. Edson Álvarez empató el encuentro 11 minutos más tarde y al descanso se irían empatados a un gol.

Al inicio de la segunda mitad, el América se quedó con 10 por la expulsión de Jorge Sánchez.

Las Águilas tuvieron uno menos con la expulsión de Aguilera sin embargo, Rayados igualó condiciones tras la expulsión de Nico Sánchez.

Con 9 por bando, Funes Mori se convirtió en la estrella del partido al marcar doblete, con grandes jugadas.

Así, el América dejó en Monterrey su invicto en un juego manchado por el arbitraje.