Foto: Especial
De acuerdo a encuestas, los ciudadanos tienen altas expectativas sobre el nuevo gobierno. Más de la mitad cree que sí cumplirá sus promesas de campaña

Andrés Manuel López Obrador iniciará su mandato el próximo 1 de diciembre con una aprobación de más del 60%, de acuerdo a encuestas. Mientras que el actual mandatario Enrique Peña Nieto dejará el poder con apenas 24% de aprobación, la más baja de los últimos cuatro sexenios.

De acuerdo con la encuesta de El Financiero, López Obrador tomará el poder con 66% de aceptación; un 18% lo rechaza y 16% dijo que no tenía elementos para evaluarlo.

Los mexicanos tienen altas expectativas sobre el trabajo que hará el tabasqueño. El 70% espera que la economía mejore y combata la pobreza. Un 69% espera que mejore en derechos humanos y el 67% que mejore la seguridad.

Los encuestados señalan que las prioridades de López Obrador deben ser crear empleos y oportunidades económicas (32%), reducir la pobreza (24%), combatir la inseguridad (23%) y combatir la corrupción (20%).

El 47% de los mexicanos cree que el próximo presidente solo podrá cumplir algunas promesas, el 9% confía en que las cumpla todas.

Aunque más de la mitad apoyan a López Obrador, su aprobación ha caído en los últimos tres meses. De acuerdo a la encuesta realizada por el diario El Universal, el presidente electo tenía un 64% de aprobación en agosto pasado, un mes después de ganar las elecciones.

Pero en la última encuesta realizada en noviembre obtuvo un 55.6% de aprobación.

El 64.5% considera que el tabasqueño cumplirá todas sus promesas, el 18.5% cree que no cumplirá.

Peña se va a la baja

En sus últimos tres meses de gobierno, el presidente Enrique Peña Nieto subió 6 puntos su aprobación, para llegar a 24%, la misma de hace dos años, de acuerdo con Consulta Mitofsky.

Foto: Especial

Sin embargo, el priísta cierra como el mandatario con la aprobación más baja de los últimos cuatro sexenios.

Carlos Salinas de Gortari cerró su sexenio con una aprobación del 66%; Ernesto Zedillo con 59%; con 56% cerró Vicente Fox, mientras que Felipe Calderón terminó su mandato con una aprobación de 53%.

De acuerdo con la medición, el tema que más expectativa generaba entre los mexicanos -y el que generó mayor decepción – es el de restaurar la paz y estado de derecho, sin embargo los encuestados reconocen la actuación de Peña Nieto durante las elecciones y su relación con gobernadores.