Especial
El presidente aseguró que según el último reporte, los 107 contratos con participación privada que se otorgaron entre 2015 y 2019 alcanzaron una producción de 4,000 barriles diarios

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró este jueves que se llevará a cabo un nuevo análisis de la producción petrolera nacional tanto de Petróleos Mexicanos (Pemex) como de los contratos con privados firmados tras la reforma energética, luego de ser cuestionado sobre el hallazgo Zama 2 en aguas someras, en que el consorcio conformado por Talos Energy, DEA Deutsche y Premier Oil anunció pruebas de producción de casi 8,000 barriles diarios de hidrocarburos en aguas someras mexicanas.

“Si la información es buena lo celebro porque quiere decir que ya están invirtiendo y se va a producir, pero 8,000 barriles no pinta, después de cuatro años”, dijo el primer mandatario en conferencia matutina.

El presidente aseguró que según el último reporte al que tuvo acceso, hace dos semanas, los 107 contratos con participación privada que se otorgaron entre 2015 y 2019 alcanzaron una producción de 4,000 barriles diarios, es decir, el 0.23% de la producción nacional.

“Yo tengo la información que los contratos que se firmaron luego de la reforma energética no se han traducido en producción petrolera, que hasta hace 15 días en el informe que me presentaron de todos los contratos, más de 100 contratos, sólo se habían extraído 4,000 barriles diarios que es casi nada”, aseguró, “y todavía me comentaban que se estaba analizando porque se trataba de contratos de pozos que ya estaban en producción por parte de Pemex”.

El pasado 15 de abril, la petrolera de origen alemán, DEA Deutsche Erdoel, informó sobre el éxito del pozo delimitador Zama-2 ST1, ubicado en aguas someras del sureste del país –otorgado como Bloque 7 de la Ronda 1.1– donde se realizan pruebas de producción en un área que podría producir hidrocarburos a partir de 2022.

DEA Deutsche Erdoel adquirió el mes pasado a la compañía mexicana Sierra Oil & Gas, con lo que accedió a 40% de participación en el Bloque 7 de la Ronda 1.1. Ahí, el operador del campo, Talos Energy y sus socios anunciaron en 2017 el descubrimiento del yacimiento Zama. El pozo Zama-1 ha sido el mayor descubrimiento realizado por un privado en el país con recursos prospectivos que podrían traducirse en reservas totales de más de 450 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, que es cerca de 2% de las reservas del país certificadas hasta el año pasado por la Comisión Nacional de Hidrocarburos. Se espera que la producción comience en el año 2022.

Zama-2 ST1 fue el segundo de los tres pozos delimitadores perforados por el consorcio, para definir mejor el potencial de recursos del descubrimiento Zama. El flujo de hidrocarburos en las pruebas de producción del pozo se elevó hasta 7,900 barriles diarios, informó DEA Deutsche.

“Aun 8,000 barriles para la reforma energética, después de cuatro años, cuando se hablaba que íbamos a estar produciendo 3 millones de barriles a esta fecha, pues resulta poco”, dijo el presidente López Obrador.

Sin embargo, recalcó que la actual administración no está revisando o pretende cancelar contrato alguno, sino que mantendrá los compromisos adquiridos alentando a las empresas que ya cuentan con un contrato a que inviertan y produzcan.

Según el presidente, lo que resulta alentador e que se está recuperando la capacidad productiva de Pemex, luego de que se detuvo la declinación. El gobierno actual recibió a la estatal con una producción de 1.610 millones de barriles diarios que mantuvo durante diciembre y enero pasados, pero en el último reporte ésta se elevó a 1.68 millones de barriles diarios.

Por lo tanto, faltan revisiones para plantear la ejecución de nuevas subastas petroleras, dijo AMLO, y aseguró que en su informe trimestral, que presentará en el mes de julio, dará a conocer los avances en la producción nacional tanto de la petrolera del Estado como de los privados que operan en el país.