“Las mañaneras” se han convertido en un tribunal inquisitorio desde el cual AMLO condena al fuego eterno a periodistas y prensa por igual.

Sus latigazos los estereotipan como liberales encubiertos, conservadores neoliberales o fifís, en el mejor de los casos. En el peor, los acusa de mentir o manipular la información. El resultado es el mismo: dividir el País entre pejistas o fifís; y contribuir así a su polarización creciente.

En mayo de 2018, platiqué con un destacado activista de la CDMX en temas de anticorrupción, quien me adelantó: “el modelo de AMLO no es Chávez o Maduro. Es Putin (presidente de la Federación Rusa) y Erdogan (presidente de Turquía). Ellos y AMLO tienen una aspiración en común: detentar el poder absoluto, sin consideración alguna”.

“En Rusia y Turquía, continuó el activista, la libertad de expresión y el libre uso del internet se han restringido progresivamente”.

Ayer, por ejemplo, en su “mañanera”, AMLO declaró: “sería ‘interesante’ que el periódico Reforma revele la fuente que le facilitó el borrador de la carta que su gobierno mandó a España, para solicitar una disculpa por la violación cometida a los derechos humanos en la Conquista”.

Y, enfatizó: “para mí los medios son organismos de interés público y tienen también que cumplir con una ética (…) ¿por qué no revelar la fuente?, sería interesantísimo (…) ayudaría mucho que, en aras de la transparencia, el Reforma ayudara y dijera quién le entregó el documento”.

AMLO se equivoca al exigir desde el poder presidencial la sumisión de un medio de comunicación; cuando el secreto profesional del periodista, para no revelar sus fuentes, está enmarcado en el derecho a la libertad de expresión en nuestra Constitución.

Más allá del desplante autoritario e ignorante, surge una pregunta: ¿dónde está la solidaridad de los medios de comunicación con Reforma ante este hecho que afecta el corazón de su profesión? O será que estamos en los inicios de nuestro Putin o Erdogan, y ellos optan por fingir demencia. ¡Cuidado!

Nota: Regresaré hasta el 29 de abril. Lo mejor.

@Canekvin