Imagen para ilustrar
De acuerdo con fuentes de la corporación, el diesel habría sido ordeñado en una toma clandestina cercana

Un percance entre un camión de 3.5 toneladas y una revolvedora, en el kilómetro 65 de la carretera libre Torreón-Saltillo a las 02:00 de la madrugada de ayer, dejó como saldo un muerto y el aseguramiento de 4 mil litros de diesel transportados ilegalmente en la primera unidad.

Según las investigaciones, el conductor del vehículo “huachicolero” habría invadido a exceso de velocidad el carril de la maquinaria –propiedad de INCA–, provocando un impacto frontal que derivó en la proyección y fallecimiento del otro chofer, quien terminó sobre el asfalto sin una pierna.

El operador del camión acabó volcado a un costado de la carretera, lo que generó que el combustible robado se derramara. Luego, según revelaron testigos a policías federales, un comando llegó en una camioneta y se llevó al sobreviviente.

De acuerdo con fuentes de la corporación, el diésel habría sido ordeñado en una toma clandestina cercana.

 

‘Olvidan’ extremidad

Personal de la Fiscalía estatal arribó después para levantar el cadáver. Sin embargo, la prisa ante el temor de que regresara el grupo armado habría provocado un error: “olvidaron” la extremidad del occiso.

Cuando llegaron al Semefo de Saltillo, el cuerpo no les fue recibido por ello. Esto causó que sus superiores ordenaran que regresaran para localizar la pierna, lo cual consiguieron cerca del amanecer.

La Policía Federal procedió a incautar el camión “huachicolero”, una investigación que quedará a disposición del Ministerio Público de la Federación.