Luto. Un hombre sujeta un ataúd simbólico en solidaridad con las víctimas del ataque químico. Foto: EFE
El grupo activista “Ariha Hoy” enumeró los nombres de las 18 personas muertas en la ofensiva aérea, pero advirtió que el número de muertos podría aumentar, pues muchos de los heridos están graves. Urom al-Joz está en la provincia de Idlib, un bastión rebelde

SEÚL.- Corea del Norte dijo ayer que el ataque con misiles de EU contra una base aérea en Siria fue “un acto de agresión imperdonable” que demostró que la política de Pyongyang de desarrollar armas nucleares era “la decisión correcta”.

La respuesta del Ministerio de Exteriores norcoreano, difundida por la agencia de noticias KCNA, fue la 1ª reacción de la aislada nación desde que EU lanzó decenas de misiles crucero Tomahawk el viernes, contra la base aérea de Shayrat en Siria, que, según el Pentágono, era usada para almacenar armas químicas.

“El ataque con misiles de EU contra Siria es un acto de agresión claro e imperdonable contra un Estado soberano y lo condenamos”, dijo un vocero de la cancillería norcoreana sin identificar.

Pyongyang considera a Damasco un aliado clave. KCNA manifestó que el líder norcoreano, Kim Jong Un, y el presidente sirio, Bashar, intercambiaron mensajes de buenos deseos y compromisos de amistad y cooperación entre ambos Países.

Assad agradeció a Kim el reconocimiento de las dificultades que atraviesa Damasco “para cumplir los desafíos ante acciones siniestras de terroristas del mundo, y alentó a Siria a capear exitosamente la crisis sin caer”, dijo KCNA.

Ese intercambio de mensajes se produjo antes de los ataques con misiles que implicaron la mayor medida de política exterior de Donald Trump desde su llegada al poder en enero.

Estados Unidos y otros Países creen que Norcorea está desarrollando un arsenal nuclear y misiles capaces de impactar en EU, como respuesta a las sanciones de la ONU. 

PORTAAVIONES DE EU SE DIRIGEN A NORCOREA

Estados Unidos ordenó movilizar el portaaviones USS Carl Vinson y su grupo de ataque hacia aguas cercanas a Norcorea como muestra de fuerza ante las provocaciones del régimen de Kim Jong-un.

Fuentes del Pentágono confirmaron ayer que el almirante Harry Harris, jefe del Comando del Pacífico, ordenó movilizar al portaaviones de la clase Nimitz y toda su flota de ataque hacia aguas cercanas a la Península de Corea.

Fuentes de Defensa aseguraron que el movimiento es en respuesta a las nuevas provocaciones del régimen comunista de Kim, que recientemente realizó un ensayo de un misil de medio alcance y ha hecho pruebas con motores de misiles. 
Con información de Excélsior/24 Horas