Archivo
Pese a un cúmulo de enfermedades, se niegan a abandonar el tabaco

Cada 31 de mayo se conmemora el Día Internacional de No fumar, desde el año de 1987, impulsado por la Organización Mundial de la Salud.

La muerte de los fumadores es lenta y dolorosa, por lo que se busca hacer conciencia sobre los daños que trae consigo esta adicción.

Norma Alicia Pérez Reyes, directora del Centro de Integración Juvenil —CIJ—, expresó que el problema de tabaco afecta a todos por igual, pues se puede ser fumador activo o pasivo.

Actualmente han detectado que las personas de la tercera edad que fumaron durante toda su vida, se encuentran con enfermedades relacionadas con el uso del tabaco, pero por desgracia no llevan una buena calidad de vida, pues se rehúsan a dejarlo.

El CIJ está recibiendo a adultos mayores que les canalizan del Instituto Mexicano del Seguro Social IMSS, con el fin de que reciban terapia para que dejen la adicción, pues aunque son llevados a consulta y tratamientos para sus enfermedades, se van acercando a una muerte dolorosa por no abandonar los cigarrillos.

Al año llegan a recibir hasta 50 casos de personas de la tercera edad canalizados por el IMSS, aunque también reciben a otros adultos mayores que son llevados por sus familiares.

“Los casos de tabaco que estamos atendiendo son de personas de la tercera edad, estos casos son canalizados por el IMSS, que tiene un convenio con CIJ a nivel nacional y nos los remiten, toda esa población de la tercera edad va a sus chequeos mensuales y los médicos se dan cuenta de que no mejora la hipertensión o algún problema de diabetes que se complica por el cigarrillo; lo envían acá con nosotros para que les demos tratamiento”, dijo.

Señaló que uno de los factores para que los adultos mayores no dejen el cigarro es porque se sienten en una edad en la que ya no importa lo que hacen, pero no ven que sus últimos años no tendrán una buena calidad de vida.

Pérez Reyes expresó que las mujeres son más abiertas a dejar de fumar, mientras que los hombres son más renuentes.

Agrego que las enfermedades más comunes ligadas al tabaquismo son las isquemias al corazón, que representan el 45 por ciento, ya que se dañan los vasos sanguíneos y se forman coágulos, además de la irritabilidad que puede surgir por la abstinencia. 

El CIJ está apostando a la prevención, por lo que están acudiendo a escuelas secundarias y preparatorias para dar pláticas sobre la importancia de no fumar y las consecuencias que puede traer esta adicción.